04 de octubre de 2020
04.10.2020
La Opinión de A Coruña

Feijóo, Moreno y Page defienden el papel de las autonomías: "Hay más consenso entre las comunidades que en el Congreso"

Aseguran que el modelo de Estado es "perfectible" pero desaconsejan reformas de calado. Se posicionan contra una recentralización de competencias

04.10.2020 | 01:17
García-Page, Feijóo, Juan Manuel Moreno y el moderador Josep Sánchez, ayer en el Foro La Toja.

Al impacto sanitario y el económico provocado por el Covid-19 acompaña otra crisis: la política. La disputa que en los últimos días protagonizan el Gobierno y la Comunidad de Madrid, el desafío catalán, las diferencias entre los socios del Ejecutivo central, la dificultad para sacar adelante los Presupuestos del Estado... enturbian el clima institucional. Y en medio resuenan voces como la de Vox reclamando la supresión de las autonomías o la de Podemos cuestionando la Monarquía. En la tercera jornada del Foro la Toja se sentaron ayer tres presidentes autonómicos, el socialista Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha) y los populares Alberto Núñez Feijóo (Galicia) y Juan Manuel Moreno (Andalucía). Se ausentó a última hora el aragonés Javier Lambán (PSOE) por enfermedad. Todos coincidieron al reivindicar el modelo autonómico y defender su papel durante la pandemia. El problema no son las comunidades, clamaron al unísono, sino la "gobernanza" del país.

Emiliano García Page lo ejemplificó con una frase que suscribieron sus contertulios: "Durante la pandemia hemos estado más de acuerdo todos los presidentes autonómicos, incluso con Torra, que en cualquier debate del Congreso".

"Han funcionado mejor las comunidades que el Gobierno central, sin duda", corroboró Feijóo. "Imagínense ustedes la sanidad gestionada directamente por un Gobierno cuando una de sus partes está en contra del propio sistema sanitario. Eso es lo que ocurre en España", añadió. Y apuntó que no hay ningún Parlamento autonómico que tenga el "lío que hay en el Congreso". Por eso defendió que en esta pandemia "se ha consolidado el estado de las autonomías".

El presidente andaluz también defendió el buen funcionamiento de las comunidades frente al Gobierno. Moreno cree, sin embargo, que el modelo autonómico "tiene margen de mejora": "se han visto deficiencias en el ámbito de la coordinación en el conjunto de España". En todo caso, Moreno duda de que ahora sea el "mejor momento" para afrontar una reforma.

"El modelo es perfectible", concordó Feijóo pero matizó que el problema del modelo autonómico "no son las comunidades, son algunos gobiernos que han sido desleales y otros cuya gestión podía ser más eficaz". "Pero la deslealtad continuada y constante de algún presidente no puede deslegitimar el estado de las autonomías ni puede ser aprovechado por determinados partidos políticos para pedir una recentralización", advirtió.

Page fue incluso más contundente en la defensa del actual modelo autonómico. "España es infinitamente más sólida y fuerte de lo que puede parecer", advirtió. "En España hacen falta liderazgos para cambiar las corrientes y a lo mejor sobran surfistas que se contentan con subirse a las olas", añadió.

En su opinión, las autonomías surgieron como "contrapeso" a los nacionalismos históricos, pero "hoy su legitimación está en el ejercicio práctico de los servicios públicos básicos que se han acercado a la ciudadanía y han consolidado la democracia". Por eso, defendió que "el café para todos fue útil". Y no ve el momento para intentar acometer reformas. "En tiempo de tribulaciones no hacer mudanza", señaló citando un dicho jesuita.

El momento que atraviesa el país es "delicadísimo", en palabras de Juan Manuel Moreno. "Y no se le puede añadir más inestabilidad política", señaló. "El debate se debe hacer en un momento de serenidad, hay que bajar los decibelios", apuntó el presidente andaluz. Para ello recetó "diálogo honesto y con rigor". "Hay que hablar y discutir hasta la extenuación para buscar puntos de encuentro", aconsejó.

Se refirió a la decisión de la Comunidad de Madrid de recurrir ante la Audiencia Nacional la orden ministerial que recoge las medidas de restricción para municipios con alta incidencia de coronavirus. Mostró su "máximo respeto", pero abogó por sustituir la "imposición por el diálogo".

También Feijóo convino en que no es el mejor momento para realizar cambios de calado en el modelo de Estado. "Es el peor momento para hacer reformas", advirtió Feijóo. E insistió en que "el problema de España no son la comunidades autónomas sino la gobernanza".

Los presidentes autonómicos reivindicaron que las comunidades prestan un servicio más cercano a la ciudadanía.

"El Estado de las Autonomías acercó los servicios públicos: sanidad, educación y servicios sociales. Si eso en vez de hacerlo las autonomías, lo hace el Estado, ¿cómo lo financia para que cualquier ciudadano tenga a media hora un hospital?", se preguntó Page.

Feijóo añadió además que las comunidades "estuvieron a la altura de las circunstancias". "Los pacientes no los gestiona el Ministerio de Sanidad. El Ministerio gestiona los hospitales de Ceuta y Melilla, fin de la cita", defendió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook