11 de octubre de 2020
11.10.2020
La Opinión de A Coruña

La mitad de los concellos redujo en 2019 su recaudación por impuestos y tasas

En 2018, un 60% de los ayuntamientos gallegos percibió más que el ejercicio anterior - El año pasado, el porcentaje se redujo al 40% - Arteixo, segundo con la mayor subida

11.10.2020 | 01:10
Oficina de recaudación del Ayuntamiento de A Coruña en la calle Franja.

El año pasado no fue un buen ejercicio para las arcas de los ayuntamientos gallegos. Al menos para la mitad de ellos. Si en 2018, los que recaudaron más que el año anterior por los impuestos directos e indirectos y las tasas superaron a los que ingresaron menos, en 2019 fue al revés. En 2018, casi dos tercios (el 60%) percibieron más que el año anterior. En 2019, ese porcentaje se redujo al 40%, mientras otro 10% aún no ha entregado los datos a Hacienda. O dicho de otra forma, la mitad de los ayuntamientos gallegos (49,8%) se embolsó menos dinero que un año antes.

Un total de 156 consistorios (de 313) recaudaron en 2019 menos que el ejercicio anterior por los diferentes impuestos que cobran. Por el contrario, 122 aumentaron los ingresos. Hay 35 que, con fecha de 30 de septiembre, aún no han presentado sus presupuestos de 2018 o 2019. De los 156 concellos que vieron mermada su recaudación, 54 pertenecen a la provincia de A Coruña; 44 a la de Ourense; 38 a la de Lugo y 20 a la de Pontevedra, según la liquidación de presupuestos que ha publicado el Ministerio de Hacienda.

Las grandes ciudades lideran la clasificación de los ayuntamientos que más dinero obtuvieron por los impuestos que cobran a sus habitantes durante el pasado año con respecto al anterior y también los que menos. También son los que mayores cantidades manejan. Entre las primeras destacan Vigo, con un incremento de 7,6 millones, y Pontevedra, con 1,6. Lugo fue la tercera de las siete ciudades que percibió más en 2019 que en 2018: 82.000 euros. En este apartado positivo destaca Arteixo que fue el segundo con mayor subida tras Vigo, gracias a los 5,8 millones que logró de más.

Las otras cuatro ciudades se embolsaron menos por impuestos y tasas. Lideró la clasificación Ourense con 7,8 millones menos, seguida de Santiago (-3,3) y A Coruña (-2,5). En Ferrol, el recorte fue de 640.000 euros. En este apartado despunta el concello de As Pontes con una diferencia de 2,7 millones menos.

Los impuestos son una parte muy relevante de la financiación de los ayuntamientos. Según los datos de Hacienda, el 36% de los ingresos de los municipios de la comunidad durante el pasado año procedieron de los impuestos directos e indirectos. Este porcentaje aumentó hasta el 53% si se suman las tasas.

Gracias al incremento de la recaudación en todos los apartados en 2019, los concellos cerraron otro ejercicio presupuestario con superávit y ya van ocho años consecutivos en los que cuadran sus cuentas con más ingresos que gastos, con lo que se convierten en las administraciones junto con las diputaciones que más contribuyen a la senda de estabilidad financiera. Está por ver lo que ocurrirá en 2020 y el impacto de la pandemia.

Los concellos gallegos acabaron 2019 con un superávit de 89 millones, una cifra inferior a la registrada en 2018 (186 millones); 2017 (210) y 2016 (165). La merma en la recaudación de impuestos explica esta rebaja.

También debido a la caída de la recaudación por los impuestos, aumentó el número de ayuntamientos gallegos que cerró sus presupuestos de 2019 en negativo, es decir con más gastos que ingresos. Si en 2014 fueron 76; en 2016 sumaron 82 y en 2018 alcanzaron los 63, el año pasado aumentaron hasta los 99. Es decir, casi un tercio del total. El aumento supone pasar del 22% del total que había en 2018 al 31% del pasado año, pero se eleva al 36% si solo se tienen en cuenta los que informaron de su situación económica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook