Efectivos del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Ferrol interceptaron a un ciclista con una tasa de alcoholemia de 1,00 mg/l en aire, y que iba sin frenos, en el término municipal de Fene.

Según informó el Instituto Armado, los hechos ocurrieron cuando una patrulla realizaba la pasada madrugada un punto de control de alcohol y drogas en el kilómetro 4,100 de la carretera FE-14 en el término municipal de Fene. En el transcurso del control los agentes observaron que se aproximaba a su posición a un ciclista, "el cual circulaba sin alumbrado, ni prendas reflectantes, ni casco de protección y con una conducción errática", destacaron las mismas fuentes.

Por ello, la Guardia Civil procedió a detenerlo, pero no pudo parar esta persona la marcha en el momento, dado que la bicicleta "carecía también de frenos", señalaron las mismas fuentes, según pudieron comprobar los guardias civiles posteriormente.