28 de octubre de 2020
28.10.2020
La Opinión de A Coruña

El Gobierno estudia bonificar el 100% de los viajes de vuelta en el día en la AP-9

José Luis Ábalos garantiza que se "eliminará el agravio" que padecen los conductores con los peajes - Los gravámenes son parte clave del pacto de investidura con el BNG

28.10.2020 | 00:37
Acceso a la AP-9 desde la ciudad de A Coruña.

Un conductor que use la AP-9 para hacer un viaje de ida y vuelta entre A Coruña y Vigo paga 33,7 euros. Si cubre ambos trayectos en un mismo día (laborable) y su coche dispone del dispositivo Vía T disfrutará de dos rebajas en la vuelta: una bonificación del 25% de Pontevedra a Vigo y la posibilidad de completar el trayecto entre la urbe del Lérez y Vigo sin coste. Sobre la mesa el Ministerio de Transportes está la posibilidad de que ese segundo trayecto de vuelta, que ahora cuesta 16,85 euros, salga gratis. El Gobierno valora extender la gratuidad del viaje de vuelta del que ahora disfrutan los conductores de turismos en el tramo Pontevedra-Vigo al conjunto de la autopista. El objetivo, al igual que se buscaba con la aplicación de la medida en el sur de Galicia, es no penalizar a los usuarios frecuentes de la AP-9, los que realizan un trayecto de ida y vuelta en un mismo día.

La medida aún no está cerrada, pero se enmarca en los trabajos realizados por el Ejecutivo central para la elaboración de los presupuestos generales que ayer pasaron por el Consejo de Ministros. El martes, el titular de Transportes ya dejó entrever la intención del Gobierno de aplicar mejoras en la política tarifaria de Audasa. En concreto, José Luis Ábalos avanzó que su equipo se plantea la "eliminación del agravio que muchos gallegos sufren con los peajes de la AP-9".

El responsable del Ministerio de Transportes recalcó que los conductores de la comunidad autónoma padecen un "agravio real" que -incidió ante los medios- "por primera, vez este Gobierno va a enfrentar".

La rebaja de los peajes de la AP-9 era uno de los puntos recogidos en el acuerdo de investidura suscrito entre el PSOE y el BNG a comienzos de año.

El pacto contemplaba la transferencia de la AP-9, "la bonificación del 100% del peaje" para los usuarios que utilicen el vial dos o más veces al día y la gratuidad del tramo Redondela-Vigo. Otro de los puntos del acuerdo establecía "una compensación de la subida anual acumulativa durante los 20 próximos años a cargo de los presupuestos del Estado y no del pago de los usuarios".

Para compensar a Audasa por las obras en la AP-9 se aplica un alza anual y acumulativo a los peajes. Otra subida extraordinaria se correspondía con la gratuidad del tramo de vuelta de Pontevedra, alza que ya no se aplicará en 2021.

El Ministerio de Fomento publicó ayer los datos de tráfico de las autopistas de titularidad estatal del mes de julio. La AP-9 recibió un 13% menos de usuarios que en el mismo mes del año pasado. Pese a que la caída supera el 10% es inferior a la de los cuatro meses anteriores cuando estaba vigente el estado de alarma: en marzo el descenso fue del 42%; en abril, del 77% (durante este mes hubo días en los que la caída fue del 90%); en mayo, del 58% y en junio, del 28%.

Debido a la pandemia, la caída de la circulación en la vía de peaje en los primeros seis meses del año es de casi el 36%. Este descenso del negocio llevó a Audasa a declarar pérdidas de 665.000 euros en el primer semestre. Es la primera vez desde 1993 que la concesionaria de la AP-9 tiene números rojos. Su facturación a raíz de las restricciones de movilidad por el Covid cayó un 35%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook