La Xunta y los empresarios gallegos ven con preocupación cómo el Ministerio de Transportes solo tiene gestos y compromisos con el Corredor del Mediterráneo de mercancías ferroviarias mientras que el Noroeste permanece "abandonado" y desatendidas las demandas para impulsar su enlace efectivo con el Corredor Atlántico. Por eso, Ejecutivo autonómico y patronal reclaman al Gobierno central que "muestre con hechos" y "pasos concretos y decisivos" la "voluntad política" de apoyar también la modernización del tren de mercancías del Noroeste.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, acudió el jueves a un acto convocado en Valencia donde el sector empresarial de Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña le presionaron para acelerar las obras del Corredor Mediterráneo e intentar arrancarle el compromiso de que estaría terminado en 2025. Ábalos evitó confirmar la fecha, pero lo asumió como un desafío, al tiempo que sostuvo en el Levante había ya una realidad que no había que construir y que se debía dar salida a lo que ya se produce, mientras que en otros casos "habría que inventar".

La presencia del ministro en Valencia, en un acto precisamente para promover el Corredor Mediterráneo, es la prueba para la Xunta de que el Ministerio de Transportes reafirma su compromiso con la vertiente oriental de España "mientas desoye las demandas reiteradas del Noroeste". "Desde Galicia reivindicamos con insistencia que el Gobierno central dé pasos concretos y decisivos en el impulso del Corredor Atlántico, sabiendo que son actuaciones financiables con cargo a los fondos europeos", reclama el Ejecutivo autonómico.

También le echa en cara que el Corredor Atlántico no tenga el mismo peso en el programa de prioridades del Ministerio ni cuente con el mismo presupuesto que el del Mediterráneo.

En el mismo tono se manifestaron ayer desde la patronal. "El Noroeste es tan importante como el Mediterráneo y no tenemos que inventar nada. Aquí no se avanzó nada porque no hay voluntad política del Gobierno para apoyar los proyectos del Noroeste, que está totalmente abandonado", censuran desde el sector empresarial en la comunidad.

El colectivo reprocha que además el ministro se prestara a acudir a un acto donde los empresarios del Levante le exigieron "ponerse la pilas". "Es inadmisible que Ábalos asista a convocatorias en las que se presiona para acelerar la licitación y ejecución de las obras pendientes del Corredor Mediterráneo, dotadas con casi 2.000 millones en los presupuestos del Estado para 2021, mientras que al Corredor Atlántico se destina una partida inferior a los 68 millones de euros", se quejan.

Además, cuestionan que el ministro nunca acudiera al Noroeste para impulsar el tren de mercancías a pesar de todas las invitaciones que se le cursaron. "Y eso que no le estamos pidiendo dinero, sino para acordar la estrategia con la que ir a Bruselas a defender el Corredor Atlántico, porque tenemos muy identificados los proyectos que se necesitan, como ampliar andenes, mejorar los trazados, electrificar las vías o conectar los puertos", lamentan desde la patronal.

Sus dardos también los dirigen hacia el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, presente en el acto de Valencia, lamentando el "silencio" de Garamendi por no defender la eficiencia, riqueza y producción del tejido empresarial del Noroeste ni abogar por un reparto equitativo de las inversiones para impulsar el Corredor Atlántico.

La portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, por su parte, considera "injustificable" la discriminación que sufre Galicia en el transporte de mercancías ferroviarias, si bien culpa de ello tanto a los gobiernos del PSOE como del PP.