El Juzgado de lo Penal número 3 de Pontevedra juzgará mañana al expresidente de la Diputación de Pontevedra Rafael Louzán y la actual delegada territorial de la Xunta, Luisa Piñeiro, acusados de fraude y prevaricación por presuntas irregularidades en las obras de un campo de fútbol en Moraña. Esta causa es una pieza separada de la conocida como operación Patos, y además de Louzán y Piñeiro, que en el momento de los hechos era alcaldesa de Moraña (Pontevedra), se sentarán otras seis personas, entre ellos el responsable de la empresa Eiriña, adjudicataria de las obras, varios empresarios o el entonces director de infraestructuras de la Diputación.

El fiscal pide tres años de prisión y nueve de inhabilitación para Rafael Louzán.