Un quitanieves en Lugo. DIPUTACIÓN DE LUGO

Mientras la borrasca de aire ártico sumía en el caso el centro y este del país, los gallegos empezaban a desprenderse de miles de capas de ropa y de las térmicas que durante la última semana se hicieron indispensables para echar un pie fuera de casa. Tras varios días con mínimas por debajo de los -10 grados, con un récord de 13,2 grados bajo cero el viernes en la localidad, ourensana de Baltar, el frío polar comenzó a remitir en Galicia durante la madrugada del domingo, en la que se registraron los valores nocturnos más altos de los últimos días. Manzaneda (Ourense) soportó la temperatura mínima de la comunidad, con -7,5ºC a las 09.20 horas de ayer, según el boletín de valores extremos de MeteoGalicia.

Uno de los últimos incidentes por la presencia de la nieve en carretera se produjo el sábado por la noche en Lugo. Dos familias fueron rescatadas por los servicios de emergencias después de quedarse atrapadas por la nieve en sus vehículos en el Alto de A Baña, en el municipio de Cervantes. Los afectados, cuatro adultos y tres menores, llamaron al 112 Galicia minutos antes de las 22.00 horas para pedir ayuda ante la imposibilidad de avanzar o retroceder cuando circulaban entre O Piornedo y Lugo.

Durante la jornada de ayer ya apenas había nieve en las carreteras y fueron las heladas el principal peligro para quienes se pusieron al volante. Durante los próximos días las heladas serán intensas, en especial en puntos del interior.

Como consecuencia del tsunami que dejó Filomena en Madrid, Aena y Renfe suspendieron el sábado todas las conexiones, lo que dejó a Galicia incomunicada por avión y por tren. Desde ayer, las dos compañías comenzaron a restablecer los vuelos y servicios ferroviarios programados.

Por debajo de los cinco grados negativos también amaneció ayer Carballeda de Valdeorras- (-5,8ºC a las 08.00 horas) y en A Veiga- (-5,2ºC a las 09.30 horas). En las ciudades las mínimas oscilaron entre los 3º de Lugo y los 7º de A Coruña y Vigo; mientras que las máximas se mantuvieron en los valores de los últimos días, sin sobrepasar los 12º.

Las altas presiones y el viento del nordeste dominarán hoy la situación meteorológica en Galicia y marcarán la tendencia hacia la estabilidad. Las mínimas descenderán de nuevo —con valores entre los cero y los 4º en las ciudades— y las heladas serán de nuevo intensas en puntos del interior. Mientras, las máximas aumentarán ligeramente. A partir del miércoles, el mercurio empezará a subir, con máximas que alcanzarán los 13º y mínimas que en las urbes estarán entre 1º y 5º.