Las restricciones de movilidad derivadas de las medidas para tratar de contener el COVID el año pasado tuvieron un importante impacto en los aeropuertos gallegos, según avanzó este periódico sobre los balances publicados por AENA cada mes. Galicia cerró el ejercicio pasado con una caída en la cifra de viajeros que ronda el 70% en las tres terminales frente al -72,4% registrado de media en el conjunto del país.

En el caso del aeropuerto de A Coruña, el descenso en la cifra de pasajeros fue del 67,7%, con un total de 436.775 usuarios con destino u origen la ciudad herculina. El COVID dejó así a la terminal de Alvedro por debajo de la barrera del millón de pasajeros que había superado de manera ininterrumpida desde el año 2015, batiendo el récord de viajeros en 2019 con más de 1,3 millones.

Por su parte, el aeropuerto de Santiago recibió 935.394 usuarios a lo largo de 2020, lo que supone casi un 68% menos de los que hicieron uso de estas instalaciones el ejercicio anterior. El año de la pandemia no permitió al Rosalía de Castro alcanzar ni siquiera el millón de pasajeros, cuando en 2019 había superado los 2,9 millones. Mientras, el aeródromo de Vigo movilizó a poco más de 303.400 pasajeros el año pasado, un 70% menos que en 2019.

En cuanto al número de vuelos que operaron el año pasado, en Santiago fueron 10.949, un 51,1% menos, mientras que en A Coruña se operaron 11.190, un 34,9% menos. En el aeropuerto de Vigo el descenso fue del 51,4%, hasta los 5.597.

En el conjunto del país, la red de aeropuertos de AENA cerraron con 76.064.322 pasajeros, frente a los 275.247.387 de 2019. De la cifra total de viajeros registrada, 75.641.258 correspondieron a pasajeros comerciales, de los que 33.754.971 viajaron en vuelos nacionales, un 60,6% menos que en 2019, y 41.886.287 lo hicieron en rutas internacionales, un 77,8% menos. En 2020 se registraron 1.101.185 movimientos de aeronaves, un 53,4% menos; y 787.848 toneladas de mercancías transportadas, un 26,3% menos que en 2019.