La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, juzgará a partir de hoy a 14 personas que se enfrentan a penas de cárcel de entre cuatro y 12 años por la operación Caballo de Troya.

Entre los acusados figuran dos hijos del empresario de origen gallego afincado en León José Martínez Núñez, quien vendió al también empresario Ángel de Cabo negocios como la constructora Teconsa —investigada en la Gürtel— o los hoteles de la cadena Gran Hotel ubicados en Lugo, Santiago y Ourense. También fue detenido un vástago del expresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) José María Cuevas.

El entramado supuestamente adquiría empresas con problemas económicos a precios muy bajos para posteriormente descapitalizar sus activos y evitar así que pudieran ser empleados para pagar a sus acreedores.

La Fiscalía acusa a los presuntos responsables de sendos delitos de insolvencia punible y blanqueo de capitales y solicita la disolución de 17 sociedades.

El juicio se celebrará casi ocho años después de las detenciones en el marco de esta operación, dirigida por José Antonio Vázquez Taín en su época al frente del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago de Compostela.