Miguel Ángel G. M., acusado de dar muerte al vecino de la localidad pontevedresa de Mondariz Luis Fernández Faro, que fue detenido en un hotel de Vigo por la Guardia Civil, tiene trastornos psiquiátricos graves y una fuerte adicción a las drogas, según informaron fuentes cercanas al caso.

En las próximas horas pasará a disposición judicial y su declaración puede depender de un informe forense, según las mismas fuentes.

A medida que pasan las horas, la indignación crece en el municipio de Mondariz donde por parte del vecindario se inició ayer la campaña “Justicia por Luis” con la colocación de pancartas, carteles en ventanas y balcones y llamadas de atención a través de las redes sociales.

“Debemos estar más unidos que nunca y pedir justicia por nuestro vecino, querido por todos. Lamentablemente, en la situación en la que nos encontramos no es posible ninguna manifestación “física”, pero sí podemos manifestarnos de forma individual. No debemos dejar que esto caiga en el olvido, rindámosle homenaje y pidamos Justicia”, aseguran.

En las redes sociales se ha cuestionado por parte del vecindario la falta de atención pública del supuesto culpable, a quien se le vio pidiendo a la puerta de un supermercado en Ponteareas y, en ocasiones, deambular por las calles como sonámbulo.

Fernández Faro, de 46 años, murió como consecuencia de las cuchilladas que recibió en las inmediaciones del hostal donde residía desde hace tiempo. Se cree que el detenido, natural de Ponteareas, fue el causante de su muerte.