La Xunta ha solicitado al Gobierno central 180 millones de euros del fondo europeo de recuperación, transformación y resiliencia para sendos proyectos para construir nuevas sendas y para el acondicionamiento de carreteras en el rural, lo que permitirá “generar mil empleos”.

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, tras una reunión telemática celebrada ayer con la Federación Galega da Construcción y con la Asociación Gallega de Empresas de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos (Ageinco), ha trasladado que la primera iniciativa asciende a 92 millones de euros y su objetivo es construir nuevas sendas.

Por su parte, la segunda propuesta requiere una inversión de un total de 91 millones de euros para el acondicionamiento de carreteras en el rural y para la mejora de la accesibilidad.

Estas propuestas se corresponden con dos de los diez grupos de proyectos centrados en la modernización del transporte y el fomento de la movilidad sostenible que, como se anunció a principios de esta semana, aspiran a obtener una financiación conjunta de 400 millones de euros mediante el fondo de recuperación, transformación y resiliencia que se articulará durante tres años.