Tras la tregua del domingo, las alertas por mal tiempo vuelven a estar activas en Galicia. La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior activó ayer el nivel naranja por lluvias en el suroeste de la provincia de A Coruña y en las Rías Baixas (80 litros por metro cuadrado en 12 horas). En el interior y en la zona del Miño de la provincia de Pontevedra, y en el oeste de A Coruña está activada la alerta amarilla por precipitaciones de hasta 60 litros. Para la jornada de hoy se esperan temporal marítimo, con riesgo naranja por olas de hasta siete metros, salvo en la Mariña que estará en alerta amarilla.

Tras una mañana de lluvias generalizadas, localmente tormentosas, por la tarde se esperan cielos con nubes y claros en el este y muy nublados con precipitaciones en las comarcas atlánticas. Las temperaturas mínimas descenderán ligeramente mientras que las máximas apenas experimentarán cambios.

Galicia estará marcada mañana por una jornada de instabilidad atmosférica debido a un centro de bajas presiones situado al de Portugal. El cielo estará parcialmente nublado con lluvias intermitentes por la mañana en la franja atlántica y más claros en el tercio norte según avance el día. Pero por la tarde, un frente asociado a una borrasca aumentará la probabilidad de lluvias persistentes el sureste.

Las temperaturas mínimas descenderán ligeramente. En las ciudades los valores nocturnos se moverán entre los 5 grados de Lugo y los 11º previstos para Ourense, Vigo y Ferrol.