El PP registrará en el Parlamento de Galicia y en todos los ayuntamientos de la comunidad iniciativas para condenar la violencia y el vandalismo en las manifestaciones extendidas en los últimos días por toda España contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.

El objetivo, según explicó el secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, es que el BNG se posicione después de que esta semana frustrase la lectura en la Cámara autonómica de una declaración institucional en este sentido. Según argumentaron los nacionalistas, que sí remarcaron su rechazo de “todo tipo” de violencia, se opusieron por ver en el texto una “estrategia” de los populares.

Sin embargo, para el PP, esto evidencia que los de Ana Pontón están “mostrando su verdadera cara en las últimas semanas”. “Acabó el Carnaval y parece que al Bloque se le cayó la máscara y se muestra como siempre fue”, ironizó Tellado, en su habitual rueda de prensa de los viernes.

En este sentido, volvió a recriminar al BNG, primer partido de la oposición en Galicia, que se codease con los líderes de ERC y EH Bildu, Oriol Junqueras y Arnaldo Otegi, dos “criminales condenados por la justicia”, para luego “negarse expresamente a condenar la violencia callejera” a través de la declaración institucional promovida por los populares.

Para Tellado, el BNG está “echado al monte” y es ahora “el Bloque Independentista Galego”, porque se sitúa “fuera de la Constitución y del Estatuto de Autonomía” al “asumir como propia la hoja de ruta de los independentistas catalanes y los radicales vascos”.

Además, criticó que el Bloque “se opone a todas las propuestas” que lleva el PP al Parlamento, “ya sea de gestión sanitaria o de gestión sanitaria”, para confrontar “a todos” los gallegos y así “sacar réditos políticos y partidistas de la división”.

“Convertir la confrontación en una herramienta política no enriquece ninguna democracia. No es una posición política aceptable y nosotros, el PP de Galicia, no lo vamos a aceptar”, recalcó Tellado, para justificar las iniciativas que registrarán los populares en el Pazo do Hórreo y en los ayuntamientos.