Un simple clic habría salvado la vida de la quinta parte de los fallecidos el año pasado al volante de un turismo o una furgoneta el año pasado en Galicia. Pese a las continuas campañas de sensibilización y de control sobre el uso del cinturón de seguridad en carretera, todavía hay conductores y pasajeros que inician un viaje sin echar mano del dispositivo salvavidas. Para tratar de erradicar las negras estadísticas que todavía hoy dejan los accidentes por no abrocharse el cinturón de seguridad, la DGT pondrá en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo una campaña de vigilancia, según avanzó ayer el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.

El cinturón de seguridad es un seguro de vida. No hay que olvidarse de él y llevarlo siempre abrochado, tanto en carretera como en ciudad. Tráfico estima que su uso reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de salida de vía o colisión con otro vehículo. En 2020, ocho de los 37 fallecidos en turismos y furgonetas en la red viaria gallega no estaba haciendo un uso adecuado de estos dispositivos de seguridad en el momento del accidente, lo que supone el 21% del total. Dos de esos fallecidos perdieron la vida en vías urbanas de la comunidad.

Las sanciones revelan el todavía alto incumplimiento sobre el uso del dispositivo de seguridad, cinturón en el caso de los adultos y sillas de retención infantil para los niños.

A lo largo del año pasado, la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico abrió un total de 6.427 expedientes sancionadores por esta infracción —casi 20 cada día—. Es un dato ligeramente inferior al registrado el ejercicio anterior pero, según advierte el delegado del Gobierno en Galicia, “es lo suficientemente elevado como para preocupar dado que hablamos de un año con descensos de hasta el 30% en la circulación en Galicia a raíz de las restricciones”.

A lo largo de esta semana, los agentes de la Agrupación de la Guardia Civil y de las policías locales que se adhieran a la iniciativa intensificarán los controles para comprobar que tanto el conductor como los ocupantes de los vehículos hacen uso del cinturón de seguridad.

En la campaña especial que se llevó acabo en marzo del año pasado, los agentes controlaron en la comunidad gallega a un total de 42.565 vehículos en los que detectaron 710 infracciones de conductores o pasajeros que no hacían uso del cinturón de seguridad o del sistema de retención infantil.

Turismos

Por el tipo de vehículo, un 85,6% de los controles correspondieron a turismos (36.470), que, por tanto, acumulan el mayor porcentaje del total de expedientes sancionadores abiertos (560, un 78,9% del total). Le siguen los vehículos de transporte de mercancías con 4.188 camiones controlados y 147 denuncias.

Desde la DGT recuerdan que el uso de sistemas de retención homologados se ha venido evidenciando como el sistema de seguridad vial más sencillo y rentable en todo tipo de vías y trayectos, además de ser imprescindible para que el airbag sea eficaz.