El PP consideró ayer que el presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé (PSdeG-PSOE), “no puede seguir un minuto más en el cargo” por sus comentarios “misóginos e inaceptables”, después de cuestionar el viernes en una intervención pública el “aspecto de leopardo” de la diputada Elena Candia.

“Son una muestra de machismo intolerable en un representante público”, sostienen los populares en sus redes sociales.

La frase de Tomé fue: “Con respecto a Candia, con su vestimenta y su aspecto de leopardo que tenía ayer (por el jueves), sinceramente, daba la imagen del vaquero americano que entró en el Capitolio en Estados Unidos”, señaló, comparándola con el asalto de los trumpistas.

Tomé denunció la utilización “perversa” de sus palabras sobre la dirigente popular Elena Candia. En todo caso, Tomé mostró su “respeto” por la presidenta provincial del PP, con quien mantiene “contactos con frecuencia” desde que está al frente de la Diputación y a quien pidió “disculpas” por sus palabras.