El informe de evaluación del estado de los edificios, la denominada ITV de los inmuebles residenciales y que será obligatoria para aquellos que tengan más de 50 años, comenzará a funcionar el próximo mes de mayo, cuando entrará en vigor el decreto que regula la creación de este documento de inspección que velará por el correcto estado de conservación de las construcciones antiguas.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer el decreto por el que se crea, además del informe de evaluación del edificio (IAE), el registro en el que deberán figurar las inspecciones técnicas de los inmuebles residenciales de más de 50 años.

De este modo, los propietarios de estos inmuebles tendrán un plazo (pendiente de definir por la Xunta) para encargar y elaborar el informe, del que quedan excluidos los edificios que cuenten con una declaración firme de ruina.

Los ayuntamientos podrán establecer un calendario para la presentación gradual de estos informes que, con la entrada en vigor de esta nueva normativa aprobada en Consello de la Xunta a comienzos de abril, velará por el correcto estado de conservación de los inmuebles residenciales. Según las cifras ofrecidas hace dos semanas tras recibir el visto bueno del Ejecutivo gallego para la creación de esta ITV para edificios, se estima que son unos 120.000 los inmuebles de uso residencial de más de 50 años y que, a partir de mayo, tendrán que pasar un examen acerca de su estado de conservación.