Velocidad a la que se grabó un vecino de Carballo. | // G. C.

La labor del Sector de Tráfico en Galicia para sacar de la carretera a los delincuentes viarios no se limita a los controles diarios en todo tipo vías y a cualquier hora. La Guardia Civil también patrulla por Internet para detectar a los conductores de riesgo. Para ello también cuentan con la colaboración de ciudadanos anónimos que les informan de estos delitos colgados en las redes y les ayudan a que las carreteras estén más seguras. Son cada vez más los infractores que se graban a velocidades estratosféricas o con comportamientos negligentes y que ellos mismos exhiben en Internet, publicaciones que rastrea el Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (GIAT) y que bastan para sentar en el banquillo a los autores de estos vídeos temerarios.

El último caso detectado en Galicia se produjo en la AG-55 a su paso por la localidad coruñesa de Coristanco, según informaron ayer desde la Guardia Civil. Un vecino de Carballo se mostraba en redes sociales con un vehículo circulando a casi 200 km/h mientras lo grababa con el móvil. Una vez localizaron estas imágenes, el equipo del GIAT abrió una investigación para tratar de localizar al autor, el vehículo utilizado y la zona en la que se había realizado la grabación.

Se graba circulando a 200 km/h por la autopista y lo difunde en redes sociales Guardia Civil

Y las pesquisas dieron sus frutos. El delito de conducción temeraria se gravó entre los kilómetros 36 y 38 de la AG-55. Identificado el conductor y el vehículo, se procedió a la denuncia de una infracción por conducción temeraria, que conlleva la retirada de 6 puntos del carné y 500 euros de multa. Un comportamiento que además puede conllevar penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho de conducción de uno a seis años.

La mayoría de los delitos detectados en las redes sociales de la Guardia Civil de Tráfico en Galicia son de conducción temeraria y exceso de velocidad. Pero una vez identificados los autores, se comprueba que muchos de ellos también carecen de permiso de conducir, bien por pérdida de vigencia al haber cometido tantas infracciones que dejaron el saldo de puntos a cero o porque carecen de él ya que nunca pisaron una autoescuela.

El perfil de estos conductores que cuelgan en Internet sus “hazañas” al volante, son varones y jóvenes. “Los jóvenes que habitualmente las redes sociales por afán de conseguir seguidores suelen ser los que cometen este tipo de delitos”, detalla Héctor Teixeira, guardia civil en el Sector de Tráfico en Galicia.

No hay una zona ni una provincia en la que se aprecie más la exhibición de estos delitos en carretera. La mayoría son cometidos en turismo de alta gama.

Una parte de estos casos son puestos en conocimiento por ciudadanos anónimos y otra por el seguimiento que realizan los propios GIAT de las redes Sociales para detectar este tipo de conductas Desde la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la comunidad destacan la cada vez mayor concienciación social sobre este tipo de infracciones.

Entre los casos más recientes detectados en la red viaria gallega, destaca el de un Nissan GTR que circulaba a 200 km/h en una vía limitada a 80 km/h (en la AC-419 a su paso por Ponteceso) o el de un Audi a 240 km/h en una vía limitada a 120 en la A-6 en Lugo.