Agentes de la Guardia Civil arrestaron ayer a un varón bajo los efectos del alcohol y las drogas que se paseaba por Cee armado con una pistola y un fusil de asalto kalashnikov.

Según fuentes de la Benemérita, recibieron varias llamadas alertando de la presencia en el casco urbano de un individuo armado.

La detención fue motivada porque quebrantó una orden de alejamiento que tenía de su expareja.