Este martes no se esperan cambios significativos, con Galicia en la influencia de las bajas presiones y régimen de viento del oeste. El cielo estará parcialmente cubierto, con chubascos más frecuentes por la mañana y más aislados y ocasionales por la tarde. Al final del día llegará un frente por el litoral atlántico que dejará lluvias en toda la comunidad con el avance de la noche.

Las temperaturas mínimas experimentarán un ligero descenso, con heladas en zonas altas, y las máximas quedarán sin cambios significativos, según la información publicada por Meteogalicia, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente. De este modo, en las ciudades gallegas las temperaturas máximas subirán hasta los 18 grados en Ourense y Vigo, mientras los valores mínimos descenderán hasta los cinco grados en Lugo y Santiago. En A Coruña Meteogalicia prevé 9 grados de mínima y hasta 16 de máxima.

El viento soplará moderado de componente oeste, aumentando a fuerte por la noche. En la costa atlántica gallega estará activado el aviso amarillo por olas de hasta cinco metros a partir de las tres de la tarde, y por vientos de fuerza 7 a partir de las nueve de la noche.