En la comunidad gallega hay en la actualidad centenares de garajes que ni tienen un correcto mantenimiento ni disponen de los certificados de seguridad necesarios, por lo que se exponen a sanciones elevadas en caso de siniestro, según advirtió ayer el Colegio de Administradores de Fincas de Galicia.

El colectivo aclara que recientemente se produjo un cambio en el epígrafe de “baja tensión” del reglamento electrotécnico, que exige la desclasificación de atmósferas explosivas (ATEX). Este directiva afecta a espacios con riesgo de incendio y explosión, entre los que se encuentran los garajes públicos y privados con más de cinco plazas de superficie, la mayoría de los que hay en Galicia.

Los organismos de control son los encargados de solicitar la desclasificación durante las inspecciones periódicas obligatorias del recinto de aparcamiento que se realizan cada cinco años, debidamente cumplimentado y firmado por un técnico competente.

Se considera un defecto grave no entregar ese documento y, en caso de no presentarlo en el plazo exigido, podría implicar requerimientos por parte de la Dirección General de Industria y/ o sanciones a la comunidad de propietarios.

“El certificado de desclasificación de zonas evalúa la ventilación del garaje y los elementos asociados para determinar si cumplen los requisitos exigidos, de esta manera sabemos si está desclasificado y no tienen que cumplir nada más o si están clasificados y tienen que hacer las obras pertinentes para evitar dicho riesgo”, según detallaron ayer desde el Colegio de Administradores de Fincas de Galicia.

El colectivo recuerda que se debe disponer de una ventilación suficientemente asegurada para extraer el aire viciado y renovarlo por aire limpio, y así disminuir el riesgo de incendio o explosión en los garajes a límites aceptables, disminuyendo la zona ATEX (atmósfera explosiva).

Para poner el foco en este cambio normativo, el Colegio de Administradores de Fincas celebró recientemente una jornada informativa dirigida a su red de profesionales gallegos impartida por la empresa SGS Group, especializada en inspecciones reglamentarias y de prevención.