Los ministros de Agricultura de la UE dieron ayer su visto bueno político a la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) pactada con el Parlamento Europeo la semana pasada y que entrará en vigor en 2023. Desde la Unión Europea destacan que se trata de una PAC más justa que beneficiará a las pequeñas y medianas explotaciones, el tipo que predomina en Galicia, ya que al menos el 10% de las ayudas directas se destinarán a este tipo de granjas.

El ministro de Agricultura español, Luis Planas, confió ayer en que el “gran acuerdo” alcanzado en la UE se traduzca “en las próximas semanas” en un pacto a nivel nacional entre el Gobierno y las comunidades, a las que convocará a una Conferencia Sectorial. Planas destacó que España ha visto cumplidos la gran mayoría de sus objetivos, entre ellos citó el financiero, con más de 47.000 millones para los próximos siete años, el “equilibrio” entre la rentabilidad económica de los productores y la ambición ambiental, la “flexibilidad y subsidiariedad” en la toma de decisiones y el “alineamiento” con el Pacto Verde Europeo.

Las dos grandes novedades de la nueva PAC son la introducción de un nuevo modelo de gestión, basado en los planes estratégicos nacionales que tendrán que presentar los Gobiernos antes de que acabe el año para su posterior aprobación por el Ejecutivo comunitario. y los famosos ecoesquemas. Estos nuevos regímenes ecológicos buscan incentivar a los ganaderos y agricultores a adoptar prácticas beneficiosas para el medio ambiente que vayan más allá de las exigencias obligatorias para poder recibir ayudas de la PAC.

El 25% de las ayudas directas tendrán que estar destinadas a los ecoesquemas, aunque los Veintisiete consiguieron introducir cierta flexibilidad, en especial un “periodo de aprendizaje” durante los dos primeros años.

Aunque finalmente no se ha fijado un tope máximo de ayudas por explotación, el acuerdo entre los Estados miembros y la Eurocámara introduce que al menos un 10% de las ayudas directas tendrá que estar destinadas a pequeños y medianos agricultores o ganaderos.