Navantia será la encargada del mantenimiento de motores de los buques de la Armada hasta el año 2023, tras firmar un acuerdo por un importe máximo de 25 millones de euros anuales y con opción de ser prorrogado dos años más. Asimismo, también se ha adjudicado el contrato de varadas de los buques, por un período de dos años, y con un importe anual de 22,5 millones de euros.