El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y los consejeros autonómicos negociarán mañana el plan estratégico nacional con el que aplicar en España la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) acordada hace dos semanas por las instituciones de la Unión Europea (UE).

Planas y los representantes autonómicos celebrarán en Madrid una Conferencia Sectorial monográfica sobre la PAC, con el objetivo de alcanzar un compromiso que determinará el reparto de ayudas para los agricultores y ganaderos hasta 2027. El Gobierno de Sánchez tiene que presentar antes del 31 de diciembre el citado plan, una de las principales novedades de la nueva PAC y que otorga a los Estados miembros más margen para poner en práctica dicha política y distribuir las ayudas en sus territorios.

España recibirá más de 47.000 millones hasta 2027, para 695.000 beneficiarios.

Las comunidades de la cornisa cantábrica (Galicia, País Vasco, Asturias y Cantabria) han presentado una posición conjunta en la que defienden que las ayudas primen a las pequeñas y medianas explotaciones de carácter familiar, la que predominan en el Noroeste.