La Fiscalía solicita penas que suman 5 años de cárcel y 27 de inhabilitación (19 como alcalde o concejal y otros ocho para cualquier cargo o empleo público) para el que fue durante más de 20 años alcalde de Coristanco con el PP, Antonio Pensado, por dos delitos de prevaricación, uno de malversación y otro de fraude a la administración pública.

El exregidos entre los años 1991 y 2015 será juzgado el próximo miércoles en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña.

En concreto, conforme señala la Fiscalía en su escrito de acusación, se le acusa de aprovechar en el año 2011 para su uso personal tres entregas de hormigón que iban destinadas a obras municipales.

El material, que fue sufragado con fondos del Concello, fue recibido por su esposa y su hijo, quienes también figuran como acusados en la causa. El Ministerio público pide que ellos sean condenados a una de 800 euros cada uno, cinco meses de cárcel, así como cinco años y seis meses de inhabilitación para el empleo o cargo por delitos de malversación y prevaricación. La Fiscalía también acusa a Pensado de contratar el suministro de gasóleo para las instalaciones municipales a un precio muy superior al del mercado.

Tras más de 20 años como alcalde y después de perder el bastón de mano en 2015, Pensado fue expulsado del PP en 2017 por propiciar, una moción de censura que situó al único edil del PSOE, Abraham Gerpe, al frente de la Alcaldía. Tras ello, concurrió a los comicios como independiente.