Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado centrarán en espacios y concentraciones públicas los controles para velar por el cumplimiento de las medidas sanitarias en Galicia con el fin de frenar el COVID-19.

Así lo ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado, en el que indica que la subdelegada en la provincia de A Coruña, María Rivas, ha presidido este miércoles una reunión con responsables provinciales de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado el cumplimiento de las medidas relacionadas con el COVID-19.

En la reunión han estado presentes mandos de la Policía Nacional, Policía Nacional Adscrita, Guardia Civil y policías locales de Ferrol, Santiago y A Coruña. Tras la entrada en vigor de las últimas medidas, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado "mantienen la vigilancia de las restricciones impuestas por la Xunta como hasta ahora", ha asegurado.

La transferencia de información entre los diferentes cuerpos, según ha constatado la subdelegada del Gobierno, "continúa con buen funcionamiento, lo que permite garantizar un amplio nivel de cumplimiento", ha indicado.

En la reunión se ha acordado "seguir priorizando la actuación policial en los espacios y concentraciones públicas como posibles elementos para la propagación de la enfermedad, especialmente en los sectores de la población no vacunados". "Vamos a mantener la intensidad de los dispositivos de control", ha afirmado María Rivas.

La Delegación del Gobierno explica que, de la misma manera, se actuará también "con especial atención" en lo relativo al cumplimiento de las medidas que afectan al ocio nocturno.

La subdelegada del Gobierno ha reiterado su agradecimiento a los integrantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad por "su labor y esfuerzo continuado" para tratar de garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias.

Responsabilidad

Asimismo, la subdelegada del Gobierno ha comentado que "los datos de contagio obligan a apelar de nuevo a la responsabilidad individual y colectiva".

De este modo, ha llamado a "respetar las normas sanitarias" para frenar el COVID-19. "Pedimos una vez más mucha prudencia y mucha responsabilidad", ha sentenciado.