La Xunta acaba de resolver las ayudas de dos programas de rehabilitación dirigidos a los ayuntamientos que permitirán la recuperación de casi 70 inmuebles en 32 municipios, y que recibirán cerca de 2 millones en subvenciones autonómicas.

Se trata del programa para la rehabilitación de inmuebles de titularidad municipal, que en la convocatoria de este año se resolvió con la concesión de ayudas a 25 ayuntamientos, por un importe de 1,7 millones, con los que colaborar en la rehabilitación de 47 viviendas. La segunda línea, la de infravivienda, concede 9 subvenciones por casi 280.000 euros y permitirán a otros tantos municipios recuperar 21 inmuebles.

“Las ayudas se convertirán en el futuro hogar de cerca 70 familias”, destacó la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, que ayer visitó dos antiguas viviendas de maestros —ahora llamadas de titularidad municipal— que fueron recuperadas en el concello ourensano de Cartelle.

Del total, 24 viviendas serán rehabilitadas a través de esta convocatoria y están situadas en la provincia de Ourense, una de en Cartelle y el resto en la Veiga (8), Riós (2), Trives (1), Taboadela (3), Os Blancos (2), Ramirás (1), Lobios (2), Porqueira (1), Cortegada (1) y A Merca (2).

En la provincia de A Coruña se concedieron cinco ayudas: Santiso (1 vivienda), Curtis (2) y A Baña (2). En la provincia de Lugo, a Alfoz (1), Sarria (5), A Fonsagrada (2), O Corgo (1), Paradela (2), Sober (1) y Mondoñedo (1); y, en la provincia de Pontevedra, a Dozón (1), A Lama (2), Forcarei (1) y Creciente (1). En el caso de las ayudas de infravivienda, irán destinadas a cuatro viviendas de A Coruña —Coristanco (1)y Trazo (3)—, una en Lugo —Cervantes—, otras cuatro en Ourense —A Veiga (2) y Carballeda de Avia (2)— y doce en Pontevedra —A Lama (3), Moraña (3), Fornelos de Montes (1) y As Neves (5)—.

La conselleira destacó que ambas líneas tienen un doble beneficio: el de facilitar un hogar digno a las personas que lo necesitan y el de recuperar una zona degradada, dotarla de vida y llenarla de gente que se quede a vivir en estas localidades más pequeñas.