El Tribunal Supremo ha anulado las liquidaciones y sanciones fiscales impuestas a las empresas del sector del espectáculo de Galicia vinculadas a Lito, conocido como el rey de las orquestas, al considerar que la entrada y registro en empresas relacionadas con este empresario “vulneró derechos fundamentales” e “inhabilitan el material” como “prueba válida”.

Así lo destacó ayer el despacho CCS Abogados a raíz de tres sentencias de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Sección Segunda del Tribunal Supremo, en las que se destaca que “queda justificada la corrección de la actuación inspectora y la regularización y sanción impuesta por la propia información obtenida de la actuación inspectora una vez se inicia y desarrolla correctamente”.

El Supremo argumenta que la entrada y registro llevada a cabo en las oficinas de las empresas mercantiles relacionadas con Lito “no fue lícita en su ejecución por la AEAT, ni se respetaron en lo más mínimo las garantías constitucionales exigibles” ya que, “estuvo plagada de múltiples y graves irregularidades que invalidaron aquel registro en toda su extensión”.

El Supremo sostiene en sus tres fallos al respecto que “como conclusión puede afirmarse” que “la regularización y sanción seguida frente a él es nula” y que “la prueba de cargo en que se basó una y otra se obtuvo con flagrante infracción de los derechos fundamentales”.