La Xunta ha alquilado 35 tractores para la roza, a lo largo de los próximos 4 meses, de una superficie de casi 5.000 hectáreas en zonas de cortafuegos, para reforzar la prevención de los incendios forestales.

Así lo trasladó ayer el conselleiro do Medio Rural, José González, durante una visita al municipio de Negreira, uno de los 17 ayuntamientos beneficiarios.

Además de los 17 tractores, otros 18 vehículos se están usando para trabajar en los diferentes distritos forestales de Galicia. Estos 35 tractores se suman a los más de 90 cedidos o subvencionados en los últimos cuatro años por la Consellería a ayuntamientos para realizar estas tareas de prevención.

González recordó que la labor de prevención “no cesa” y que los trabajos sobre el terreno se mantienen mientras las condiciones meteorológicas lo permiten. Según destacó, mediante el plan preventivo aprobado por la Xunta, se invierten casi 30 millones para actuar en más de 58.000 hectáreas de terreno y en unos 5.000 kilómetros de pistas y vías de comunicación. A ello se suman labores de mantenimiento en los casi 4.000 puntos de agua que hay en Galicia, o la construcción de otros 222 puntos nuevos.