Agentes de la Oficina Móvil de Atención al Peregrino (OMAP) de la Guardia Civil han identificado a tres personas, dos mujeres y un varón, como presuntos autores de un delito de estafa, por engañar a peregrinos para obtener un beneficio económico.

Según han informado fuentes del Instituto Armado, la investigación se inició tras la recepción de una llamada en el Centro Complejo de Coordinación de la Comandancia de A Coruña. Así, un guardia civil fuera de servicio, que se encontraba realizando el Camino de Santiago, alertó de que había detectado a dos mujeres que se dedicaban a abordar a los peregrinos que realizaban la ruta xacobea a su paso por Arzúa.

La patrulla de la OMAP, compuesta por agentes de Guardia Civil, de la GNR portuguesa y de la Gendarmería Nacional Francesa, inició la búsqueda de las mujeres sospechosas, preguntando a los peregrinos si las habían visto.

Finalmente, lograron identificarlas en uno de los cruces del Camino Francés en Arzúa. Según observaron los agentes, las mujeres se hacían pasar por miembros de una organización benéfica ante los peregrinos, para estafarlos y obtener beneficio económico.

Las mujeres se subieron en un autobús después de ser identificadas y, según comprobaron los efectivos de seguridad, se apearon en el casco urbano de Arzúa, donde se encontraron con un varón que las esperaba en un vehículo. El hombre también fue identificado por la OMAP y está investigado por supuesta estafa.

Las tres personas identificadas poseen numerosos antecedentes por hechos similares, según ha informado la Guardia Civil, y han sido propuestas para sanción por posibles infracciones de la Ley de Protección de los Caminos de Santiago.