Los cielos despejados que dejarán lucir el sol durante la mañana de este viernes en Galicia darán paso a una tarde en la que se esperan nieblas costeras en el litoral atlántico y tormentas en el interior. La estabilidad se restablecerá durante el fin de semana.

Según la predicción de Meteogalicia, Galicia seguirá este viernes 27 de agosto bajo la influencia de altas presiones, aunque con algo de aire frío en capas altas de la atmósfera que traerán inestabilidad. De este modo, se espera que el día arranque con cielos despejados en casi toda la comunidad, una situación que cambiará a medida en que pasen las horas, pues se esperan lluvias tormentosas en el interior y bancos de niebla persistentes en la costa altántica. Las temperaturas no presentarán cambios y volverán a subir por encima de los 30 grados en muchos puntos. En A Coruña los termómetros marcarán entre 18 y 23 grados.

El viento soplará flojo de dirección variable con excepción del litoral norte, donde será moderado y de componente oeste.

FIN DE SEMANA

Para este último fin de semana de agosto Meteogalicia avanza cielos poco nublados o despejados en general, aunque ocasionalmente con intervalos de nubes y claros. Las temperaturas serán normales para esta época del año, con mínimas sin cambios sobre todo durante el sábado, cuando se esperan valores idénticos a los del viernes, y máximas en ascenso de cara a la jornada dominical. Meteogalicia prevé que el domingo los termómetros puedan alcanzar máximas de 27 grados en A Coruña.