El Servicio Marítimo y las patrullas de Puertos y Costas de la Guardia Civil de A Coruña han inspeccionado desde el 1 de julio más de 200 embarcaciones y motos náuticas en la provincia y han confeccionado 50 denuncias, informa el Instituto Armado.

Como en años anteriores, se mantiene en marcha en estas fechas la campaña de control de embarcaciones deportivas, de recreo y de motos náuticas, que finaliza el 15 de septiembre.

Entre los objetivos prioritarios de esta campaña están los de prevenir la navegación por las zonas prohibidas, prestando especial atención a la vigilancia de la zona de baño y a la navegación en lugares sujetos a limitaciones de acceso como son las aguas del río Eume, que gozan de la protección de espacio natural de As Fragas do Eume.

Por ello, se necesita autorización administrativa para realizar actividades deportivas y de recreo en sus aguas continentales.

También en el río Mandeo, donde la navegación solo está autorizada a las embarcaciones que inicien navegación en sus aguas o retornen a sus puntos de atraque y fondeo habitual.

Igualmente, la Guardia Civil está prestando especial atención a la velocidad de navegación, ya que en las entradas a puertos y canales navegables la velocidad máxima reglamentaria es de tres nudos y, en todo caso, nunca superior a la mínima velocidad que garantice el pleno gobierno de la embarcación o moto náutica.

Otro de los aspectos que centra la atención de la Guardia Civil en esta campaña es comprobar que se respeta el número máximo de tripulantes a bordo establecido para cada embarcación.

En cada una de las más de 200 inspecciones que se realizaron desde el pasado día 1 de julio en la provincia de A Coruña, se comprobó también la documentación que amparaba cada una de ellas, así como la titulación náutica de la persona que iba al gobierno y la vigencia del seguro de responsabilidad civil obligatoria.

Como consecuencia de estas inspecciones se formularon un total de 50 actas denuncia por infracciones a la Real Decreto 2/2011, de Puertos del Estado y Marina Mercante, a cuyas capitanías fueron remitidas.