Agosto fue un buen mes para el tráfico de mercancías en el puerto de A Coruña. Sumó 1.230.422 toneladas frente a las 869.949 registradas en el mismo mes del año pasado. El incremento fue del 41%. El tránsito en la rada coruñesa no solo fue más elevado que hace un año, sino que también superó las cifras de antes de la pandemia, pese a que en 2019 ya notó la caída en el tráfico de carbón por los anuncios de cierres de las centrales de Meirama y As Pontes.

El balance del pasado mes de agosto, según la Autoridad Portuaria, es positivo tanto en graneles líquidos como en sólidos y mercancía general, con los incrementos más significativos registrados en el primero que es el que presenta un mayor movimiento. Tanto el crudo de petróleo como los productos refinados y otros líquidos aumentaron un 60%, con más de 800.000 toneladas operadas en agosto. La recuperación de la movilidad al mejorar el contexto socioeconómico favoreció una mayor demanda de combustibles y, por tanto, de la actividad de la refinería.

Respecto a los graneles sólidos, productos agroalimentarios como cereales y harinas, crecieron un 18%, al superar las 352.000 toneladas. El Puerto Exterior es decisivo en la consolidación de A Coruña como catalizador de estos graneles, con gran peso en el tejido económico de Galicia, ya que por el puerto se mueve el 70% de las materias primas que se importan para alimentar a la cabaña ganadera gallega.

En cuanto a la mercancía general, también se alcanzaron cifras positivas (+2%), gracias a la consolidación de productos siderúrgicos y otros materiales de construcción.

Este buen comportamiento de los tráficos durante el mes de agosto denota, explica la Autoridad Portuaria, una recuperación en el movimiento de mercancías tras los meses más críticos de la crisis sanitaria, y ha provocado un balance positivo en el acumulado de este año, que se sitúa en cifras positivas tanto en graneles líquidos como en graneles sólidos y mercancía general.

Entre enero y agosto se han movido más de 7,6 millones de toneladas de mercancías, frente a los 7,3 millones que se registraron en el mismo período de 2020, lo que arroja un incremento cercano al 5%. La Autoridad Portuaria prevé que esta tendencia “se mantendrá hasta finales de año posibilitando que el Puerto de A Coruña cierre el ejercicio con mejores resultados que el año pasado”.

La pesca, aun en cifras negativas con respecto a 2020, muestra signos de recuperación, y la Lonja de A Coruña se mantiene como la primera de Galicia en volumen de pesca fresca y marisco, según las últimas las estadísticas de la Consellería do Mar.

Por otra parte, la presidenta de Portos de Galicia, Susana Lenguas, mantuvo ayer una reunión con representantes de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) para analizar la posible reversión al Estado de unos cuarenta espacios de los muelles gallegos que no tienen uso estrictamente portuario para su entrega a los ayuntamientos.

Según informó en un comunicado la Consellería do Mar, Lenguas trasladó a los integrantes de la Fegamp que el Ejecutivo gallego está trabajando en los trámites para solicitar a la Administración central la reversión de alrededor de cuarenta espacios.

Portos de Galicia analizó las 22 solicitudes presentadas hasta el momento por distintos Ayuntamientos costeros gallegos así como la posible reversión de otras 18 instalaciones menores de su titularidad no destinadas a fines portuarios y ubicadas en distintas localidades.