La Guardia Civil ha abierto una investigación para tratar de esclarecer una agresión en la que un hombre, vecino de Tourém (Portugal), habría rociado con gasolina a un joven de 24 años y amigo suyo, residente en Calvos de Randín (Ourense).

Los hechos que se investigan ocurrieron a las 4:40 horas de la madrugada del lunes en la citada localidad orensana. La patrulla de servicio de Xinzo de Limia acudió de madrugada al lugar de los hechos tras la llamada de uno de los familiares del vecino de Calvos.

El joven requirió la asistencia médica y tras ser evaluado tuvo que ser trasladado a la ciudad de A Coruña, donde permanece ingresado, tras sufrir quemaduras.

La víctima relató que un amigo suyo le había echado gasolina y tirado una cerilla encendida, y que pudo apagar el fuego que le provocó "quemaduras en cara y brazos".

Tras una valoración inicial en el hospital orensano, los médicos optaron por desviarlo a Coruña por "posibles lesiones internas".

Fruto de las investigaciones, la Guardia Civil ha identificado al presunto autor de los hechos, un vecino de 58 años, de Tourém, que inicialmente ha negado esta versión y que tendrá que prestar declaración en las próximas horas en las dependencias de la Guardia Civil.