El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero abogó ayer un PSOE que “defienda a los que se puedan quedar en la cuneta” y remarcó, en un acto en la Universidade da Coruña (UDC), el papel de las bases y la militancia en la lucha por la igualdad de oportunidades y por la justicia social. Al mismo tiempo, reclamó a los suyos unidad de acción ante el congreso federal previsto a mediados de octubre para aclamar a Pedro Sánchez.

Caballero aseguró que cree que “seguir remando con fuerza” permitirá “conseguir resultados históricos en las próximas elecciones” —las municipales de 2023— frente a “una derecha y ultraderecha que no superaron los resultados del año 2019 y que van a mantener la estrategia de conflicto” para los próximos comicios.

Durante la presentación en el rectorado de la UDC de Un viaje a la historia del socialismo coruñés del S. XX y XXI —un libro publicado por la agrupación socialista coruñesa que repasa la andadura del partido en la ciudad—, Caballero aseguró que los socialistas siempre se sobreponen “en los momentos de dificultad”. “Trabajamos por cambiar aquello con lo que no estamos conformes. La justicia social es lo que nos mueve. Eso fue lo que movió a nuestro fundador Pablo Iglesias Posse, a los compañeros durante el franquismo y ya desde la transición durante toda la época democrática”, reivindicó Caballero.

El secretario xeral destacó los “valores e ideas” de la formación y pidió que, “más allá de titulares”, hagan “pedagogía” de ellos. “Si trasladamos nuestras ideas y valores, el PSOE es imparable”, aseguró.

“La izquierda real, la izquierda posible, la que transforma España, es la izquierda que representa el PSOE”, argumentó, para incidir a continuación en la lucha por “la igualdad de oportunidades” en una situación de crisis en la que “el riesgo de exclusión crece” y, así “dar derechos individuales a aquellos que podrían tener más dificultades para conseguirlos”, señaló durante su intervención en A Coruña.