El día 26 de mayo, fecha de las últimas elecciones municipales, no será festivo en el municipio pontevedrés de Agolada, ya que el alcalde, Luis Calvo, se ha echado atrás en su pretensión de declarar festivo la jornada en la que se hizo con el bastón de mando del ayuntamiento de la comarca de O Deza.

Finalmente, el regidor de Agolada retiró la propuesta que pretendía llevar ayer al pleno municipal en la que planteaba declarar como festivo del 26 de mayo en conmemoración de la fecha de las elecciones de 2019 en las que el Partido Anticorrupción y Justicia (PAYJ) de Luis Calvo se hizo con mayoría absoluta. El regidor se limitó a señalar que la propuesta había sido “un error”.