El Gobierno ha confirmado que habrá que pagar por el uso de las autovías. Así los anunciaba este martes el Secretario General de Infraestructuras, Sergio Vázquez, que reconoce que se cobrará por su uso aunque no quieren llamarlo peaje.

"No le llamaría en el primer lugar peaje. Hablamos de que vamos a implantar un sistema de tarificación. Y no le llamaría peaje porque la gente cuando habla de peaje piensa en unas tarifas similares a las que de las autopistas que se paguen hoy. No tiene sentido que haya este vacío y que el mantenimiento y la conservación de la infraestructura se siga sufragando con los impuestos de todos los españoles que tiene necesidades más urgentes como son las políticas sociales", ha dicho en la cadena SER.

En este sentido, la secretaria de Estado de Infraestructuras, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, ya aseguraba este lunes en Pontevedra que es "imperativo" el pago de una tasa por el uso en las autovías españolas y apelaba a "no aplazarlo más".

La secretaria de Estado del ramo defendía que este modelo de "pago por uso" ofrecerá una solución al "creciente déficit" en materia de conservación de carreteras permitiendo obtener así una fuente de ingresos extra y directa.

PGE insuficientes

A su juicio, los 1.400 millones de euros que destinarán en el año 2022 los Presupuestos Generales del Estado para el mantenimiento de estas infraestructuras son "insuficientes", por lo que considera que España debe dar un "paso más" hacia los cambios que demandan las autoridades europeas.

"O afrontamos un cambio o seguiremos cautivos de un sistema tan injusto como lucrativo para algunos", sentenciaba la secretaria de Estado de Infraestructuras.

No aprobar esta tasa, indicaba Isabel Pardo de Vera, "detrae recursos" para el mantenimiento de carreteras "en detrimento de los que habrían de ser destinados a reforzar el aseguramiento de la sanidad, la educación o la justicia". Ese perjuicio se agrava con la recaudación de peajes "desequilibrados" en el territorio, "generando profundas brechas de oportunidad".

Pardo de Vera apuntaba que el modelo impuesto en Europa "es un 60% de tasa de uso y un 40% de peajes" y ha preguntado si "alguien puede entender" que los camioneros españoles "paguen por usar las carreteras de toda Europa" y los extranjeros "usen gratis" las estatales.

"Se ha alargado demasiado la toma de decisiones", insistía Pardo de Vera, que también destacaba el "gran esfuerzo" realizado por el Gobierno para "minimizar" los "enormes desequilibrios territoriales" en materia de movilidad.

Así, recordaba que entre 2018 y 2026 se han liberado o se liberarán 1.244 kilómetros de la red nacional de autopistas y se han aprobado descuentos "históricos" en aquellas que siguen con concesión debido a decisiones "que nos dejaron rehenes de su gestión".