Tras el calor auténticamente veraniego de los dos primeros días de esta semana, este miércoles las temperaturas bajan en Galicia, aunque tampoco será un descenso brusco pues las mínimas apenas registrarán cambios y las máximas sufrirán una leve bajada, con valores todavía de hasta 25 grados en Ourense. En A Coruña Meteogalicia prevé valores comprendidos entre 17 y hasta 22 grados. La temperatura más baja hoy en Galicia serán los 13 grados en Lugo.

Este descenso térmico, que se hará más acusado mañana jueves para situar los termómetros en valores más propios de esta época otoñal, llega en una jornada en la que Galicia queda bajo la influencia de una borrasca situada al noroeste que aportará un régimen de viento del suroeste, con cielo nublado y lluvias que serán más persistentes en las provincias de A Coruña y Pontevedra y más aisladas y ocasionales en las provincias de Lugo y Ourense.

Según información publicada por Meteogalicia, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, el viento soplará del suroeste, más intenso por la tarde, con intervalos fuertes en el litoral norte y zonas altas. Meteogalicia recoge el aviso amarillo por vientos de fuerza siete en la costa noroeste coruñesa y en especial en la zona de Bares a partir de las 15.00 horas de este miércoles.

Y ya durante la próxima madrugada, entre la próxima medianoche y las 09.00 horas del jueves, hay también aviso amarillo por olas de hasta 5 metros en A Costa da Morte y el litoral noroeste gallego.