El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha registrado en la mañana de este domingo un terremoto de magnitud 3,3 en la escala de Richter, el séptimo con epicentro en el Mar Cantábrico notificado desde la madrugada del viernes, cuando se produjo el primero de 4,4 grados.

En concreto, el seísmo se ha producido a las 9,47 horas al norte de Viveiro (Lugo), a escasas millas del registrado el viernes. Además, es el segundo más fuerte de los últimos tres días.

Y es que a lo largo del fin de semana se fueron registrando otros cinco terremotos más pequeños que oscilaron entre los 2,2 y los 2,7 grados de magnitud Richter.

El más fuerte de todos ellos, el de 4,4 a las 4,32 de la madrugada del viernes, se sintió en decenas de municipios gallegos de las provincias de Lugo y A Coruña, aunque en ninguno dejó incidencias destacables.