Los Gobiernos de Galicia y Asturias caminan de la mano, pese a ser de colores distintos en múltiples frentes: en el de la financiación autonómica, como se puso ayer de manifiesto en una cumbre entre ocho comunidades, en el de la lucha contra la despoblación o en el de las críticas a la protección del lobo. Pero les separan una ría y su nombre, literal y metafóricamente. El conflicto toponímico por la denominación del estuario de Ribadeo continúa tras vencer la parte asturiana la última batalla.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado que la Xunta recurrirá la decisión del Instituto Geográfico Nacional de cualificar también ría del Eo como forma oficial para referirse a la hasta ahora conocida como ría de Ribadeo.

El máximo mandatario autonómico ha confirmado esta decisión en una carta remitida al alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, y ha recordado que el Gobierno gallego apoyó diversas iniciativas defendiendo la denominación de ría de Ribadeo como única forma validada, al contar con el aval de expertos.

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) reconoció a principios de noviembre el topónimo ría del Eo como nombre alternativo y con el mismo nivel de oficialidad y uso que el de ría de Ribadeo, con el que se identificaba hasta ahora el estuario en el que desemboca el río Eo y que separa Galicia y Asturias. Este reconocimiento se produjo tras la petición cursada por la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo del Gobierno asturiano.

Al respecto, Feijóo asegura compartir el "malestar" del regidor de Ribadeo por la resolución e informa de que la Xunta presentará el correspondiente recurso ante el Instituto Geográfico Nacional para que se reconsidere esta resolución. Además, apela a otras instituciones que no comparten la citada decisión a que se sumen a recurrirla para hacer más fuerza en la reclamación.