Contra la llamada ley mordaza y en defensa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el PP ha presentado mociones en todos los ayuntamientos de España —incluidos los de Galicia—. El texto contrario a la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana también se lleva a diputaciones, cabildos y consells insulares, así como una proposición no de ley en los parlamentos autonómicos, para defender “el mantenimiento de la dignidad, intimidad y el principio de autoridad” de los agentes.