La borrasca ‘Bora’ provoca en Galicia vientos de 142 km/h y más de 90 litros de lluvia

El litoral coruñés llegó a superar rachas de 100 km/h | Hoy se producirá una acusada caída de las temperaturas y la cota de nieve bajará hasta los 800 metros

Varias personas de protegen de la lluvia ayer en Abegondo. |   // VÍCTOR ECHAVE

Varias personas de protegen de la lluvia ayer en Abegondo. | // VÍCTOR ECHAVE / M. R. / A. S.

M. R. / A. S.

El frente frío asociado a la borrasca Barra, y que a última hora de la tarde de ayer abandonó Galicia, barrió la comunidad y dejó importantes precipitaciones, grandes rachas de viento, fuerte oleaje en el mar y una bajada acusada de las temperaturas máximas y mínimas.

Según los registros de MeteoGalicia, las máximas rachas de viento se localizaron en Muras (142 km/h), Viveiro (128 km/h) y A Veiga, en Ourense (126 km/m). El viento superó los 100 km/h en el litoral coruñés y lucense con rachas de 116,7 kilómetros por hora en Cedeira y 102,9 km/h en Vimianzo.

Las precipitaciones también fueron importantes durante toda la jornada. Se recogieron 89,8 litros por metro cuadrado en el municipio pontevedrés de Cuntis y 87,7 en el de Forcarei. Otras tres concellos de la misma provincia registraron también las mayores cantidades de lluvia de la jornada, con 85,7 litros en Poio; 84,4 en Fornelos de Montes y 81,8 en Cotobade. En cuanto a las incidencias, el Ayuntamiento de A Coruña cerró las playas de la ciudad debido al temporal costero y el acceso a las mismas estará prohibido hasta, por lo menos, el 10 de diciembre, mientras permanezca la alerta naranja, según fuentes municipales. Además, también permanecerá cerrada al público la Torre de Hércules y su Centro de interpretación y Atención de Visitantes. Fuentes de la Policía Local, consultadas por Efe, detallaron que no hubo grandes incidencias relacionadas con el temporal y las únicas intervenciones tuvieron que ver con la sujeción de ventanas, que presentaban riesgo de caída.

La borrasca Barra provocó además, la cancelación, ayer y hoy, de los viajes en barco de línea a las islas Cíes e impidió a mediodía el aterrizaje en Vigo de un vuelo procedente de Madrid. Las precipitaciones también provocaron problemas en la red vial. En la carretera LU-P-5209 a la altura de Ribadeo, la lluvia interrumpió por la tarde el tráfico en ambos sentidos desde el kilómetro 0.4 al 0.7, según la DGT.

El temporal en tierra fue remitiendo por la tarde, aunque el marítimo seguirá siendo importante los próximos días. De esta forma, se mantiene la alerta de nivel naranja hasta mañana ante la previsión de vientos de hasta fuerza 8 y olas que podrían alcanzar los ocho metros de altura en el Cantábrico, según la meteoróloga de MeteoGalicia Ana Lage.

Hoy, una vez pasado este frente frío, entre la borrasca Barra y el anticiclón de las Azores se creará un pasillo de vientos húmedos y fríos del noroeste que provocarán un descenso acusado de las temperaturas, según Francisco Infante, delegado de la a Agencia Estatal de Meteorología en Galicia. Así, el puente de diciembre se despedirá con otra jornada con precipitaciones acompañadas de rachas fuertes de viento, aunque no serán tan continuadas como las de ayer, según el meteorólogo. Lo más destacable será la acusada bajada de temperaturas, especialmente en la mitad este de la comunidad, y la nieve. Según la Aemet, las temperaturas podrían caer hasta ochos grados respecto a la jornada anterior en las provincias de Lugo y Ourense, donde en las zonas de montaña la cota de nieve podría situarse entre los 800 y los 1.000 metros.