Agentes de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local de la provincia de A Coruña establecerán dispositivos de seguridad para garantizar el cumplimiento de las nuevas medidas de restricción adoptadas por las autoridades para evitar la expansión de la pandemia de COVID.

Así lo anunció este viernes la Subdelegación del Gobierno en A Coruña tras una reunión extraordinaria de coordinación de las fuerzas y cuerpos de seguridad ante las nuevas medidas previstas por las autoridades debido al aumento de contagios por coronavirus.

En la reunión, celebrada en la Subdelegación del Gobierno, participaron mandos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, así como de la Policía Autonómica, además de la Policía Local de A Coruña, Santiago de Compostela y Ferrol, parte de los cuales intervinieron de manera telemática.

En la reunión, los participantes analizaron las medidas de vigilancia de limitaciones y restricciones anunciadas por la Xunta que entran en vigor desde la Nochevieja hasta el 18 de enero.

Los agentes vigilarán particularmente los locales de ocio nocturno para evitar concentraciones públicas de personas y el correcto uso de la mascarilla para evitar contagios.

En particular habrá dispositivos de supervisión del cumplimiento de las nuevas medidas, tanto de restricciones en horarios de la hostelería como de limitaciones horarias y la posible celebración de conciertos o eventos masivos con motivo de las festividades de fin de año, incluido en naves de zonas comerciales o industriales.

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas, ha hecho una llamamiento a la "prudencia" y a la "responsabilidad" de los ciudadanos para cumplir las medidas establecidas por las autoridades sanitarias con el fin de contribuir a evitar una mayor propagación del virus.