Las más de 80 mujeres grabadas mientras orinaban en la calle durante las fiestas de A Maruxaina —celebradas en 2019 en San Cibrao (Cervo)— comenzaron ayer a comparecer, por primera vez desde que se abrió la investigación, en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Viveiro y avisaron que solo las víctimas con abogado reciben citación para declarar. Esta primera declaración es para ratificar la denuncia.