El tiempo no cambia por ahora en Galicia, que cerrará enero todavía bajo influencia del anticiclón que es responsable de que la comunidad gallega encadene una larga sucesión de días soleados. Meteogalicia espera que esta última semana del mes se caracterice también por la estabilidad atmosférica, con jornadas de tiempo estable, sin precipitaciones, y con pocas nubes al menos hasta el domingo, día 30. Las temperaturas seguirán, eso sí, en valores invernales y hoy de hecho la provincia de Ourense está en alerta amarilla por heladas.

De momento, la semana comenzará este lunes, día 24, con predominio de las altas presiones situadas al norte de la Península, por lo que se espera un día de cielo despejado en general, aunque podrá haber nieblas matinales en el interior y algunas nubes bajas en el noroeste.

Además, según informacion de Meteogalicia, las temperaturas máximas seguirán sin cambios significativos, aunque las mínimas ascenderán ligeramente. Por ciudades, los termómetros se desplomarán hasta los 2 grados bajo cero en Lugo y Ourense, mientras que alcanzarán máximas de 18 en Pontevedra. En A Coruña las temperaturas oscilarán entre los 5 grados de mínima y los 14 de máxima.

Los vientos soplarán flojos y de dirección variable.

El pronóstico de Meteogalicia para las próximas jornadas apenas presenta variación. Se esperan días con pocas nubes o cielos despejados, ocasionalmente con nubes y claros. Las temperaturas se mantendrán en valores normales para esta época del año. El martes la máxima en A Coruña se quedará en 13 grados y el miércoles, por ejemplo, subirá hasta los 15 grados.

La influencia del anticiclón marcará la tónica durante el resto de la semana, con días de tiempo estable, seco y soleado. Únicamente se prevé un cierto aumento de la nubosidad de cara al domingo 30 y el lunes 31 de enero.