Kiosco

La Opinión de A Coruña

Los transportistas permiten la retirada de lodos de las depuradoras en las siete ciudades

Crean una ventana de 48 horas para evitar una “crisis sanitaria”

Instalaciones de la depuradora de Bens, en A Coruña. Víctor Echave

El paro del transporte ha tocado de lleno a todas las actividades económicas. Ante las quejas de algunas administraciones y sectores, los camioneros han permitido contados desplazamientos: para evitar la muerte de animales en las explotaciones, la pérdida de leche en las granjas o la amenaza de riesgo medioambiental generado por las depuradoras. Un día después de que la Xunta y las empresas de gestión de las depuradoras de aguas residuales alertasen del impacto que tendría la imposibilidad de retirar los lodos de las plantas de tratamiento por la huelga del transporte, el sector acordó crear una ventana de 48 horas —ayer y hoy— para la salida de esos residuos de las siete ciudades “para evitar una crisis sanitaria”, según informó ayer el presidente de la Asociación coruñesa de empresarios del transporte (Ascentra), Antonio Siñarís.

Los representantes de las empresas explotadoras alertaron el lunes del riesgo generalizado que había en todas las plantas de tratamiento, especialmente en aquellas con una menor capacidad de acumulación de lodos en las instalaciones, y advirtieron de que, de no permitir la salida, en esta semana podrían estar en riesgo los procesos depurativos, el cumplimiento de la normativa de vertidos incidiendo en la calidad del agua. La peor situación se daría, según fuentes del Ejecutivo autonómico, en las depuradoras de Vigo, Pontevedra y Santiago.

Desde la Consellería de Infraestruturas manifestaron su preocupación porque esta situación puede comprometer la calidad de las aguas de las rías y ríos gallegos, con las afecciones que esto podría suponer para actividades esenciales como la pesca, el marisqueo, la acuicultura, pero también para la salud y para el medio ambiente.

Compartir el artículo

stats