Los 1000 carteros y carteras rurales de Galicia ofrecen ya a domicilio muchos de los servicios que hasta ahora solo se prestaban en las oficinas de Correos. Enviar y recibir paquetería, pagar recibos y tributos, adquirir embalajes, sobre y sellos, gestionar servicios de luz, gas, telefonía y seguros o solicitar el envío de dinero en efectivo, entre los principales servicios que prestan a domicilio. A través de los nuevos dispositivos electrónicos portátiles (PDA), realizan de forma cómoda para los ciudadanos muchos de los trámites que hasta ahora suponían el desplazamiento a una oficina de Correos.

Los ciudadanos que vivan en cualquier población rural de Galicia pueden, a través de sus carteros, realizar desde la puerta de su casa cualquier servicio sin necesidad de tener que desplazarse para hacer cualquier gestión.

Los ciudadanos solo tendrán que pedir al cartero el producto o servicio que les interesa y completar la operación en su propio domicilio, sin necesidad de tener que desplazarse a la oficina postal.

Con estas nuevas funcionalidades, Correos continúa trabajando para diversificar su actividad y acercar sus servicios a todos los ciudadanos haciendo más fácil su día a día, especialmente, en las zonas rurales.