Kiosco

La Opinión de A Coruña

Diego Calvo | Presidente del Comité Electoral del PP y líder del PP en la provincia de A Coruña

“¿Rueda? Lo importante es buscar a una persona con la que esté a gusto todo el partido”

“A Coruña es la provincia que más aporta, debe tener su peso en el nuevo PP de Galicia”

Diego Calvo, ayer en su despacho en el Parlamento gallego. XOAN ALVAREZ

Es uno de los hombres fuertes del PPdeG que sonaban con fuerza como posible relevo de Feijóo. Pero tras su nombramiento como presidente del comité electoral del PP nacional, las posibilidades del coruñés Diego Calvo se desvanecen. Ahora todas las miradas, como él reconoce, están puestas en el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda. “Lo importante —defiende el líder de los populares en la provincia de A Coruña— es buscar una persona que integre todas las sensibilidades, que todo el partido esté a gusto con él y que trabaje en equipo. Hay muchas personas que podrían estar ahí”.

Feijóo le ha colocado en el núcleo duro del PP nacional. ¿Se esperaba este nombramiento o se vio con opciones para presidir el PP gallego?

No es cuestión de verse con opciones o no. En Galicia lo hemos hecho bien durante estos últimos 20 años y ahora tenemos que seguir haciéndolo. Además, en este partido afortunadamente tenemos muchas personas que pueden estar al frente, personas con experiencia de partido, de gestión. Y, por tanto, lo típico es decir los 42 diputados, pero hay mucha gente que puede encabezar el partido y hacer un gran trabajo. Lo importante es hacerlo en equipo, porque ninguno de los que hay, incluido Feijóo, lo podría haber hecho solo. Tiene que contar con el apoyo de todos.

Por esa experiencia de gestión y partido estaba usted en las quinielas también...

Eso en su momento se hablará entre todos y se verá qué decidimos. Los importante es hacer un buen equipo y que todos remen en la misma dirección.

Con los recientes nombramientos, la sucesión está más acotada. ¿Es Rueda el mejor posicionado?

Es que no se trata de posicionar. Lógicamente es el vicepresidente primero y es normal que las miradas estén puestas en él. Pero lo importante, repito, es buscar una persona que integre todas las sensibilidades, que esté a gusto todo el partido con él y que trabaje en equipo. Hay muchas personas que podrían estar ahí.

Dice que no se trata de posicionar… ¿Es Rueda el mejor candidato a la sucesión?

Seguro que si preguntamos a todos los afiliados, que son casi 100.000 en Galicia, cada uno diría una cosa distinta.

Y Diego Calvo…

Yo tengo opinión, que prefiero darla en los órganos del partido cuando llegue el momento.

¿Qué virtudes tiene Rueda para ser el relevo a Feijóo?

Es una persona que lleva muchos años, desde el primer día en el Gobierno de la Xunta. Y fue secretario del partido. En ese sentido, creo que cumple las condiciones que hay que tener.

Usted dijo, “Tendremos a Feijóo en Madrid a un paso, siempre a nuestro lado”. ¿Cree que seguirá desde Génova asumiendo las riendas del partido en Galicia?

Me imagino que no querrá. Estoy seguro de que no le iba a dar tiempo. Ser líder de la oposición a un Gobierno como el de Pedro Sánchez requiere tiempo, muchos asuntos sobre los que trabajar, sobre los que llegar a acuerdos y otros temas que criticar. No hay tiempo material. Eso no quiere decir que, con el rabillo del ojo, uno siempre esté pendiente de su tierra. Nos pasa a todos. Te gusta que siga gobernando tu partido y los que quedan que lo lleven bien.

¿Y será el capitán del barco de la Xunta en la sombra?

No creo que se ponga a mandar en Galicia. Solo faltaría. No tiene tiempo tampoco. Igual que pasaba en Galicia, cuando eran los temas provinciales confiaba en nosotros, estoy seguro de que ahora va a confiar en el presidente del partido en Galicia.

¿Qué papel debe tener A Coruña en la etapa postFeijóo?

Es una provincia unida, hemos trabajado muy duro en los últimos años, hemos tenido el mejor resultado en unas elecciones autonómicas y además representamos a una provincia que somos más del 40% de la población y del PIB. Es la provincia que más aporta a Galicia, en consecuencia, el PP de A Coruña debe estar representado en el PP de Galicia. Tiene que tener su peso específico. Esto no es ni más ni menos que otros sitios, sino que sabiendo dónde está cada provincia, dar el peso que le corresponde. Lo que queremos las provincias es sentirnos parte del equipo. No se trata de cuotas, números. Si el planteamiento es ese estaremos equivocados. El planteamiento tiene que ser formar. Ahí es donde va a estar el éxito de las siguientes elecciones autonómicas.

Aunque la elección del nuevo líder se haga a través de un congreso, de cara a la opinión pública ¿puede entenderse que el proceso está más que atado y que al fin y al cabo es un dedazo¿¿

Es fundamental que hubiera un congreso. No lo había dicho públicamente hasta ahora porque no me pareció oportuno, pero sí que lo había manifestado en los foros del partido. Es fundamental un congreso, que lo elijan los militantes. Cuando vas a un congreso y lo eligen los militantes, eso no lo puedes controlar. Puede aparecer cualquier candidato y al final es la decisión de los afiliados, compromisarios los que van a decidir si esa persona se convierte en presidente. Por tanto, pensar que deslegitimamos el congreso es un mal camino para empezar. El congreso es la mejor manera para hacer la sucesión en Galicia. Pero hasta ahora el presidente no nos lo ha comunicado ni nos hemos reunido para tomar esa decisión.

Las elecciones municipales se librarán en 2023. ¿Quién asumirá los resultados? ¿El nuevo líder? Si no son los esperados, ¿hay margen para convocar un nuevo congreso y nombrar a otro presidente?

Sería bastante pretencioso pensar que la persona que esté al frente hasta las municipales, que va a quedar un año, incluso menos, va a tener responsabilidad directa en los resultados. En primer lugar, dependen de los candidatos que pongamos. Hay que acertar en esa designación. En segundo lugar, los candidatos tienen que saber hacer equipos. Y en tercer lugar influye el momento. En el año 11 tuvimos un buen resultado en los ayuntamientos, 15 y 19 no fue todo lo justo que queríamos. Muchos alcaldes pagaron los recortes que hubo que llevar desde el Gobierno de Rajoy. Espero que esa ola venga a favor, acertemos lo máximo posible en la elección de candidatos y también en la formación de sus equipos, programa y campaña. Si es así habrá un gran resultado y cuando hay un gran resultado tampoco es asignable a una persona, sino a muchos factores. A mí no me gusta hablar del responsable de un resultado, ni para bien ni para mal.

“En los partidos no se trata de una adhesión personal inquebrantable; la lealtad es decir lo que piensas”

¿En qué cree que erró Casado al frente del PP nacional? Feijóo dijo que había minusvalorado a las organizaciones territoriales.

No me he parado a hacer un análisis de esos errores. Efectivamente, el enfrentamiento que hemos tenido con la presidenta de Madrid se enfocó de manera equivocada. Me gusta empezar viendo los aciertos, empezar con una organización, con una renovación en la mayor parte de España y ponerla a funcionar porque en menos de 12 meses tenemos unas elecciones. No podemos perder el tiempo, mirándonos el ombligo, analizando cosas pasadas.

Más que nada para no caer en esos errores...

Hubo un error en cómo se abordó el asunto con Isabel. Si eso no hubiera ocurrido, no estaríamos aquí ahora.

¿Cómo se explica que la gente que encumbró a Casado, durante este proceso lo haya traicionado y ahora estén al lado de Feijóo? Yo no lo veo así. Yo fui uno de los que en el congreso de Casado manifesté mi apoyo a su candidatura, pero es verdad que cuando crees que hay errores importantes y pueden desembocar en la fractura o el hundimiento del partido tienes que reaccionar. En los partidos no se trata de una adhesión personal inquebrantable. La lealtad es decir lo que piensas en cada momento. Hay que escoger los foros. Yo siempre lo he hecho en privado.

Si el PP dependiera del apoyo de Vox para gobernar, ¿pactarían o se quedarían en las bancadas de la oposición?

En Galicia no tuvo presencia Vox ni Ciudadanos. Si somos capaces de unir el voto en nuestro partido, tendremos una mayoría suficiente. Muchos votantes de Vox estarían encantados de votar al PP y también votantes del PSOE preferirán votar al PP ante que al Gobierno de Sánchez. Tenemos que ensanchar el partido.

Compartir el artículo

stats