Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Supremo admite los recursos contra los Franco por las estatuas del Pórtico

El Concello de Santiago espera recuperar las esculturas del Mestre Mateo | Asegura que “seguirá peleando hasta donde pueda”

Estatuas de Isaac y Abraham, obras del Mestre Mateo, en Santiago. | // E. P.

En septiembre de 2020 el Ayuntamiento de Santiago anunciaba que iría “a por todas” para recuperar las estatuas del Mestre Mateo después de que la Audiencia Provincial de Madrid diese la razón a la familia Franco sobre la posesión de las esculturas de Isaac y Abraham del Pórtico de la Gloria. La sentencia dictada entonces sobre la devolución del pazo de Meirás —el Juzgado de Primera Instancia de A Coruña concluía que el inmueble situado en Sada fue regalado en 1941 al jefe del Estado, no al dictador a título personal— cargó de “ánimos” al Concello compostelano para seguir dando la batalla por las dos estatuas. El Alto Tribunal acaba de reabrir el caso de las obras del Mestre Mateo al admitir a trámite los recursos de casación e infracción penal presentados por el Ayuntamiento contra la sentencia de la Audiencia de Madrid que otorga la propiedad de las estatuas del Pórtico de la Gloria a la familia Franco. La decisión obligará a la familia del dictador a seguir defendiendo en los tribunales la propiedad de un bien artístico del que el Concello asegura ser el legítimo propietario.

El Ayuntamiento dispone ahora de un plazo de 20 días para documentar sus quejas, en el caso de la infracción procesal, y sus argumentos, en el recurso de casación.

La admisión a trámite de los recursos fue comunicada ayer por el alcalde compostelano, el socialista Xosé Sánchez Bugallo. El regidor aplaudió que “esté entreabierta” todavía una puerta que “parecía cerrada”, la acción judicial que el consistorio mantiene contra la familia Franco por la propiedad de estas estatuas, que pertenecían originalmente a la anteportada del Pórtico de la Gloria y que permanecían desaparecidas desde los años 50.

Aunque reconoció que aún “no se puede cantar victoria en absoluto”, el alcalde dijo mantener una “leve esperanza” de que el Supremo “pueda reparar esa tremenda injusticia derivada de la sentencia de la Audiencia de Madrid”, que le reconoce la propiedad a la familia Franco, “aunque esta no pudo acreditar en ningún momento” los documentos de posesión de las mismas, mientras que el consistorio entregó “la escritura de compra de esas esculturas”. “Confío en que el Supremo aprecie esa documentación que se fue aportando en cada momento y revise una sentencia que tengo que decir que me parece claramente injusta”, añadió Bugallo.

La intención del Concello es “recuperar lo que debe ser un patrimonio de todos”, explicó el regidor al tiempo que lamentó que los Franco no aceptasen la propuesta que el Ayuntamiento realizó hace un año, para que cediesen las esculturas para su exposición al Museo de la Catedral. “Lo que queremos es que puedan verse”, defendió. Bugallo insistió en que el ayuntamiento “seguirá peleando hasta donde pueda” y “reclamando la reparación” de lo que consideran una “apropiación indebida”, informa Europa Press.

Compartir el artículo

stats