Kiosco

La Opinión de A Coruña

El juicio del Alvia arrancará en septiembre con más del triple de testimonios que el ‘Prestige’

Los tres primeros días se dedicarán a las cuestiones previas y a los interrogatorios de los dos únicos acusados. El proceso, el mayor en los juzgados gallegos, se prolongará hasta mayo

Estado en el que quedó el Alvia siniestrado en julio de 2013. | // EMILIO LAVANDEIRA

La larga travesía judicial del Prestige se repetirá en los tribunales gallegos con el juicio del Alvia. Más de nueve años después del accidente del tren que dejó 80 pasajeros muertos y 145 heridos, se sentarán en el banquillo los dos únicos procesados: el maquinista del convoy, Francisco José Garzón, y el director de Seguridad en la Circulación de Adif en el momento de puesta en funcionamiento de la línea, Andrés Cortabitarte, tendrán que responder a partir del próximo mes de septiembre de los delitos de homicidio por imprudencia grave profesional y por lesiones.

Tras siete años y medio de instrucción —la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña dio carpetazo a la investigación hace un año atribuyendo el descarrilamiento a la velocidad y advirtiendo que el riesgo no fue “percibido ni atendido” por Adif—, llega el mayor juicio en la historia judicial de la comunidad, con más de 700 personas citadas, entre testigos y peritos, más del triple que las personas citadas para el proceso del Prestige.

Martes 20 de septiembre es la fecha en la que arrancará el macroproceso del Alvia, según el auto del calendario emitido por el juzgado de lo Penal número 2 de Santiago hecho público este lunes por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y contra el que no cabe recurso. La duración prevista será de nueve meses —hasta mayo de 2023—, un mes más que el periplo judicial del Prestige, en el que tras nueve años de instrucción se realizaron más de 200 interrogatorios a testigos y peritos en las instalaciones de Expocoruña. Aunque todavía no se ha confirmado el lugar en el que se celebrará el juicio, todo parece apuntar a que será en la Cidade da Cultura, en Santiago, tal y como ya había apuntado el verano pasado el director general de Justicia, Juan José Martín.

Los primeros días del juicio está previsto que se sustancien las cuestiones previas y se produzca el interrogatorio a los acusados, y a partir del 4 de octubre empezarán las declaraciones de los primeros testigos. El portavoz de la Plataforma Víctimas del Alvia, Jesús Domínguez, está citado para el mes de marzo del 2023. Las declaraciones de los testigos y peritos finalizarán en mayo del 2023.

En la propuesta del juicio por el accidente del Alvia, ocurrido el 24 de julio de 2013 en la curva de A Grandeira, a menos de tres minutos de la estación de tren de Santiago, se recoge para este año la parte penal y, a partir del próximo mes de enero, la acción civil. La prueba testifical finalizará en mayo y a partir del 30 de ese mes, se emitirán las conclusiones e informes.

Las pruebas relativas a la acción penal se desarrollarían hasta el 22 de diciembre, quedando reservados los días 10, 11, 12 y 13 de enero para eventuales incidencias o la continuación de declaraciones que pudiesen quedar pendientes. En consecuencia, los testimonios relativos a las acciones civiles se iniciarían el 17 de enero y se prolongarían hasta finales de mayo.

La acción penal incluye la declaración de medio centenar de testigos, entre los que figuran diez policías. Estas están previstas para que se tomen entre el 4 y el 27 de octubre. Mientras que las de 18 testigos-peritos están programadas para las semanas del 2 al 15 de noviembre; y las de 18 peritos del 16 de noviembre al 22 de diciembre.

La acción civil, según la propuesta, se iniciaría el 17 de enero, con las declaraciones de 90 testigos, las cuales terminarían el 26 de ese mes. Los 35 forenses propuestos intervendrían entre el 31 de enero y el 7 de febrero, mientras que los 44 peritos restantes lo harían entre el 8 y el 16 de febrero.

A partir del 21 de febrero, y hasta mediados de mayo, tendrían lugar las declaraciones de los 277 testigos, 96 peritos y dos testigos-peritos propuestos por los abogados y abogadas personados en la causa, así como los 82 testigos y un testigo-perito propuestos por el Ministerio Fiscal. Las partes tienen cinco días para justificar las causas que, en su caso, imposibiliten seguir el calendario.

La Fiscalía pide cuatro años de prisión para los acusados y demanda que el maquinista sea inhabilitado para su profesión durante el tiempo de condena. Para el exresponsable de seguridad de Adif, que salió de la dirección de la empresa pública en mayo de 2021, requiere la inhabilitación durante el mismo periodo para el ejercicio de cualquier profesión que implique gestión, seguridad o responsabilidad en infraestructuras ferroviarias.

En el auto del cierre de la instrucción, la Audiencia Provincial de A Coruña concluye que hay “terminantes y plurales indicios” de que la causa del accidente fue el exceso de velocidad. Y sobre el mando del administrador ferroviario, los jueces advierten de que existía “un riesgo especial de descarrilamiento” en la línea donde ocurrió el accidente que —sostienen— no fue “percibido y atendido por Adif”.

Compartir el artículo

stats