Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La crisis dispara un 30% los vehículos sin ITV, con casi 50 interceptados cada día

En 2021 fueron detectados más de 17.000 conductores en Galicia con la inspección técnica caducada o con defectos. Las sanciones oscilan entre los 200 y los 500 euros

Un agente de Tráfico recibe en la tablet un aviso del lector de matrículas en tiempo real. | // G. C.

“Nunca me pararon en mi vida y ahora que no tengo seguro ni ITV me paran, eso sí que es mala suerte”. Es el comentario que hizo un conductor nada más ser detectado por un lector de matrículas que la Guardia Civil de Tráfico había colocado en A Ramallosa (Nigrán) durante un control de alcohol y drogas. El mantenimiento del vehículo es clave para la seguridad al volante: tener al día la inspección técnica evita cada año 170 muertos y al menos 11.000 accidentes en las carreteras españolas.

La crisis derivada del COVID ha pasado factura también al estado del parque móvil y a las revisiones rutinarias. En 2021, fueron sancionados en la red viaria gallega n total de 17.242 conductores por tener caducada la ITV o no haber subsanado los defectos detectados, lo que supone un 30% más que antes del estallido de la pandemia (13.222) y casi el doble que el ejercicio anterior (9.121), marcado por el confinamiento y las restricciones de movilidad. El balance del año pasado se traduce en una media de casi 50 denuncias al día a vehículos sin ITV en Galicia, frente a las 36 de 2019. La tendencia al alza se mantiene: en el primer trimestre del año, fueron interceptados en la red viaria de la comunidad más de 4.300 usuarios que no tenían la inspección técnica al día. ¿La sanción a la que se enfrentan? Entre 200 euros (si no se ha presentado en el plazo fijado) y 500 euros (si ha sido rechazado por defectos graves o muy graves).

Las excusas que más se repiten: “No utilizo nunca el coche, solo lo cogí por una emergencia” . “No suelo coger el coche, solo para recorridos cortos”. Desde el Sector de Tráfico en Galicia advierten de que son precisamente estos recorridos, próximos al domicilio, donde se producen la mayoría de los accidentes.

Por lo general, detrás de un vehículo que no tiene la inspección técnica al día o carece de póliza suele haber alguna otra infracción más grave, como carecer del carné o haber consumido alguna sustancia.

Con el uso de los lectores de matrículas en tiempo real, los agentes reciben un mensaje en la tablet para dar el alto al turismo, furgoneta, motocicleta, autobús o camión identificado y verificar si es un error o se está ante un vehículo que no cumple las normas. Además del lector de matrículas, la Guardia Civil de Tráfico dispone de medios telemáticos para hacer consultas en tiempo real a los vehículos que adelantan a las patrullas o que ellas adelantan.

“No sabía nada, el banco me manda el recibo” o “los de la ITV no me mandaron la carta”. “Es lo que suelen decir cuando los paramos para verificar si los datos que nos constan son correctos”, relata Héctor Teixeira, guardia civil en el Sector de Tráfico en Galicia.

La revisión del vehículo, recuerda, debe realizarse a un determinado número de kilómetros o una vez al año. “Mucha gente —según explica— piensa que por no hacer kilómetros el vehículo no sufre desgaste. Pero elementos como la presión de los neumáticos, los niveles del vehículo (aceite, líquidos…) debe tener un mantenimiento adecuado”. “Con frecuencia nos encontramos vehículos averiados, que generan un obstáculo en la vía y por tanto un peligro, que no tienen las revisiones realizadas de forma correcta”, advierte Teixeira.

Las multas por no tener la ITV al día varían. No es lo mismo no haberla pasado, es decir, tenerla caducada que haber sido rechazado por algún defecto. No haberla presentado en plazo acarrea una sanción de 200, pero si ha sido rechazado por defectos graves o muy graves la sanción puede ascender a los 500. “En los casos de defectos muy graves, el vehículo queda inhabilitado para circular y deberá ser trasladado en grúa al taller para ser reparado. Ya no puede circular, ni siquiera para volver a casa desde la estación de ITV”, avisan desde el Sector de Tráfico.

En el permiso de circulación aparece una anotación que dice “documento no válido sin ITV en vigor”. ¿Qué quiere decir? “Que si no tenemos la ITV en vigor el permiso de circulación no tiene validez y por tanto no tendríamos permiso para circular con nuestro vehículo; pasar una ITV nos garantiza que el vehículo está en condiciones para circular”, destaca Teixeira.

Casi 700 conductores sorprendidos sin seguro en tres meses

En la última década, las carreteras españolas registraron más de 300.000 accidentes con vehículos sin asegurar, siniestros que, además, son más graves, ya que la posibilidad de lesión se multiplica por 2,4. Aunque resulte una temeridad, todavía hay conductores que se ponen al volante sin póliza. Incluso los hay que pese a las elevadas sanciones (entre 1.000 y 2.800 euros si circulan y de 650 a 15.00 euros aunque estén solo estacionados), reinciden y vuelven a circular sin asegurar el vehículo. A lo largo del año pasado, fueron sorprendidos sin seguro un total de 2.215 automovilistas gallegos, lo que supone una media de seis cada día. Al contrario de la tendencia al alza en las denuncias a vehículos sin ITV en la comunicad, en el caso de los no asegurados disminuyeron respecto al año preCOVID.

Entonces se interpusieron casi 3.500 y el ejercicio en el que estalló la pandemia, que acarreó una disminución del tráfico por el confinamiento y las restricciones de movilidad impuestas, fueron 1.860. En el primer trimestre de este año, ya fueron notificadas 780 denuncias por circular con el turismo, la moto, la furgoneta, el autobús o el camión sin seguro, lo que representan ya casi el 40% de las interpuestas en todo 2021.

Son varios los perfiles de usuarios que circulan sin póliza. Está el que por razones económicas decide no hacerlo “sin pensar en las consecuencias”, lamentan desde el Sector de Tráfico. Luego, está el “descuidado” que no renueva o le devuelven el recibo del banco por algún motivo y quedan sin seguro. Y también está el que contrata y una de las partes —asegurado o compañía— transcriben mal la placa de seguro con error en algún número o letra y el vehículo al que se le da el alto consta “sin seguro”. Además de la sanción, se impone cautelarmente el depósito o precinto público o domiciliario del vehículo por un mes. En caso de reincidencia, será de tres meses y de quebrantarse la resolución, será de un año.

Compartir el artículo

stats